Gobernador de P. Rico critica a compañía eléctrica por apagones

SAN JUAN (AP) — El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, criticó el jueves a la compañía privada que contrató su gobierno para administrar el sistema de transmisión y distribución de electricidad de la isla en medio de un reciente repunte de apagones que han indignado a muchos de sus habitantes.

Es la primera vez que Pierluisi critica públicamente a Luma Energy —un consorcio conformado por las compañías Atco y Quanta Services Inc, con sedes en Calgary, Canadá, y Houston, respectivamente— a pesar de las manifestaciones callejeras y los mensajes en redes sociales que exigen que el gobernador cancele el contrato por 15 años con Luma que entró en vigor en junio de 2021.

“No estoy satisfecho con el desempeño de Luma”, señaló Pierluisi, quien previamente había defendido y elogiado a la empresa. “Para mí es obvio que tiene que hacer cambios en su plan de ejecución para mejorar significativamente el servicio que le está ofreciendo a nuestro pueblo”.

Horas después, funcionarios de Luma llevaron a cabo una conferencia de prensa en la que mencionaron que ha habido progresos y señalaron que el abandono del sistema y las malas gestiones bajo la supervisión de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico —que intenta reestructurar una deuda de más de 9.000 millones de dólares— no se van a solucionar en un año.

“Reconocemos y admitimos que existen desafíos considerables que aún no se atienden”, dijo el director general de la compañía, Wayne Stensby. “Sé que el pueblo de Puerto Rico está cansado de excusas y de que constantemente se le eche la culpa a alguien más”.

Los casi 1,5 millones de clientes de Luma se han visto afectados por apagones que han empeorado en los últimos meses y han obligado a algunos negocios a cerrar, ya que no pueden costear generadores por el alto precio de la gasolina. Uno de los hospitales más grandes de Puerto Rico se quedó sin luz la semana pasada cuando uno de sus generadores falló durante un apagón.

Luma y la Autoridad de Energía Eléctrica han atribuido los apagones a la infraestructura obsoleta, la falta de mantenimiento, el mal clima, el sargazo e incluso a una iguana. Funcionarios también destacan que trabajan con un sistema que apenas se está reconstruyendo después de que el huracán María arrasó con el tendido eléctrico de la isla en septiembre de 2017.

Pierluisi dijo que eso no era una excusa.

“Aunque reconozco que la red eléctrica que tenemos es frágil y obsoleta, es responsabilidad de Luma operarla bajo el estado crítico y de emergencia en el que se encuentra”, aseguró.