Cientos de dominicanos quedan varados en aeropuertos de NY y NJ por retrasos y falta de personal de JetBlue 

Largos retrasos y falta de personal debido a la poderosa tormenta denominada “Ciclón Bomba” caída el pasado sábado en Nueva YorkNueva Jersey y otros estados del noreste de Estados Unidos, dejaron varados a cientos de pasajeros dominicanos de JetBlue que tuvieron que hacer largas filas.

Muchos durmieron en el piso y otros, perdieron sus equipajes.

La situación fue un caos en los aeropuertos internacionales John F. Kennedy (JFK) de nueva York, y Liberty de Newark en Nueva Jersey, donde había vuelos hasta con siete retrasos y suspensiones en masa.

El domingo en la noche el caos se generalizó creando frustración y desesperación masiva entre los viajeros.

El colapso se desarrolló después de que la tormenta de nieve azotó Nueva York el fin de semana, dejando en tierra cientos de vuelos en toda la región el viernes y el sábado.

El caos se intensificó el domingo, ya que la fuerza de la tormenta, junto con la escasez de personal, dejó docenas de vuelos de JetBlue varados en la pista del JFK durante horas, dijo el medio Washington Heights and Inwood Pach.

“Después de un retraso de dos horas, hemos estado atrapados en el aeropuerto y nos han dicho que no hay una línea de tiempo sobre cuándo podemos bajar. Hasta ahora, muchos niños gritando y un pasajero tuvo un ataque de pánico”, tuiteó uno de los pasajeros al que se unieron cientos de ellos que prendieron las redes sociales.

Hacia las 10:15 de la noche había casi 20 vuelos esperando en la pista por una puerta, dijo el experto en aviación Jason Rabinowitz, mostrando mapas de tráfico aéreo con una pila de aviones.

La copia de seguridad se volvió tan intensa, dijo Rabinowitz, que un puñado de vuelos fueron desviados al Aeropuerto Internacional de Newark, algunos clientes dijeron que estaban casi varados en Nueva Jersey.

“Nos dieron un autobús al JFK para todo un vuelo lleno de personas”, tuiteó un cliente, que aterrizó en Newark después de cuatro horas de retrasos.

Una pareja, que se suponía que aterrizaría en JFK, fue reubicada en vuelos separados de Jet Blue: uno aterrizando en JFK y el otro en Newark”.

Dentro del JFK, sin embargo, la situación no era mejor. Cientos de pasajeros esperaron durante horas mientras sus vuelos se retrasaban repetidamente, y otros estaban atrapados en la terminal esperando sus maletas, según muestran las publicaciones en las redes sociales.

“Siete retrasos anoche hasta que finalmente se canceló el vuelo a las 3:30 de la madrugada”, tuiteó otro pasajero, cuyo vuelo de ayer lunes se retrasó recientemente otras tres horas.

Otro viajero dijo que su vuelo se retrasó 11 veces antes de ser cancelado a las tres de la madrugada sin explicación. Ahora reservado en otro vuelo retrasado”, tuiteó el usuario después de pasar 18 horas en el JFK.

Un tercer cliente, que dijo que esperar en el JFK lo hizo sentir como “rehén”, está convencido de que JetBlue eligió retrasar los vuelos en lugar de cancelar y pagar los hoteles de los clientes.

“Está tan desorganizado y no podemos irnos porque quién sabe dónde está nuestro equipaje”, tuiteó el viajero junto a un video de bolsas esparcidas por toda la terminal.

Jet Blue citó la recobrada fuerza de la tormenta como una de las muchas condiciones que ralentizaron las operaciones en JFK, pero la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, que administra esos aeropuertos, atribuyó los retrasos a problemas de personal en Jet Blue, informó el noticiero local NY1 News.

Miguel Cruz Tejada, NY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × cinco =