Científicos descubren que un vaso de vino tinto equivale a una hora de ejercicio

Una investigación que se llevó a cabo en la Universidad de Alberta en Canadá, demostró que un vaso de vino tinto es igual de saludable que una hora de ejercicio en un gimnasio.

En realidad, lo que ocurre es que el resveratrol que contiene un vino tinto aumenta la eficiencia, mejora la función cardíaca y fortalece los músculos. Es decir, actúa sobre el cuerpo de la misma manera que el ejercicio.

De acuerdo a la conclusión de Jason Dyke, el director de la investigación, esto les permitirá a las personas que no se animan a ir al gimnasio, mantenerse en forma. Al aumentar la frecuencia cardíaca, el resveratrol fortalece el corazón y vuelve los músculos más fuertes y resistentes, regula los niveles de azúcar en la sangre y tiene un efecto antiedad.

Otros estudios también demostraron que las personas que toman una copa de vino tinto al día son menos propensas al desarrollo de demencia y cáncer.

Más beneficios del vino

Diferentes estudios han puesto de manifiesto todas las ventajas que tiene el consumo moderado de esta bebida, que está cargada de antioxidantes.

La Universidad de Harvard demostró -tras un estudio que duró 13 años-, que tomar dos copas de vino diarias ayudan a perder peso y reducen de forma muy importante el riesgo de padeder obesidad.

Los investigadores aseguran que, aunque el vino tiene calorías, la forma en la que organismo lo procesa hace que sea una bebida que ayuda a no engordar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =