Armar a Ucrania y sancionar a Rusia no llevará paz a Europa, dice China

Juegos de guerra 2019 de Rand: Rusia y China derrotan a EEUU en una Tercera Guerra Mundial

China rechaza la política del Occidente de enviar armas a Kiev e imponer sanciones a Rusia y urge a retomar las negociaciones sobre la crisis en Ucrania.

“Llenar a Ucrania de armas y sancionar a Rusia no resolverá la crisis de seguridad de Europa”, ha manifestado el canciller chino, Wang Yi, durante una reunión virtual de los ministros de Exteriores de los países del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) en la que ha recordado que “la posición de China siempre ha sido consistente y se centró en la necesidad de promover la reconciliación y facilitar las negociaciones”.

En este marco, el alto diplomático chino ha reiterado el rechazo de Pekín a la “armamentización” de la economía mundial y ha deplorado los intentos extranjeros para “echar leña al fuego” en el conflicto de Ucrania, así como los esfuerzos para obligar a los países a elegir bandos.

De igual manera, ha alertado que la prolongación del conflicto ucraniano-ruso amenaza la seguridad alimentaria, energética y la económica mundial. “Se deben hacer esfuerzos para reducir sus impactos negativos y, en particular, para apoyar a las naciones en desarrollo vulnerables”, ha manifestado.

China llama al diálogo

Por otro lado, el canciller chino ha expresado su esperanza de que Rusia y Ucrania puedan volver a la mesa de negociaciones, y que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la Unión Europea (UE) apoyen el inicio de un “diálogo integral” con Rusia para abordar las preocupaciones de Moscú.

“Es necesario respetar y garantizar la seguridad de cada país, reemplazando la confrontación con el diálogo, la coerción con las negociaciones, las alianzas con la asociación y el ‘juego de suma cero’ con el beneficio mutuo”, ha sostenido Wang.

Desde el pasado 24 de febrero, cuando empezó la “operación militar especial” rusa en Ucrania, el Gobierno chino ha mostrado su disposición para fungir un papel constructivo en el avance de las negociaciones de paz entre Rusia y Ucrania, desde su postura “objetiva e imparcial”.