Velatorio de mujeres asesinadas por agente policial se realiza en la misma iglesia

En medio de gran conmoción velan este lunes los restos de las tres mujeres y un hombre ultimados la noche del pasado sábado en el municipio Los Alcarrizos.

En una iglesia pentecostal del sector Los Coquitos, sector donde ocurrió la tragedia, son veladas Pamela de la Cruz, de 24 años, Indira de la Cruz, de 18 y Marianelis del Rosario, de 36, las que fueron muertas a tiros a manos del cabo de la Policía  Estaban Javier Cora, de 32, adscrito a la Dirección General de Seguridad de tránsito Terrestre (Digesett).

Mientras que en el sector El Chucho del mismo municipio es velado el cadáver de Liran Méndez Báez, de 50 años, también ultimado por el agente policial.

En ambos lugares es notoria la consternación de los presentes, los que comentan diferentes versiones sobre el hecho, pero son herméticos con los medios que cubren las incidencias.

Los cuatro cadáveres serán sepultados este mediodía en el cementerio de la comunidad La Piña.

Consternados se encuentran los moradores del sector Los Coquitos del municipio Los Alcarrizos por el cuádruple crimen cometido la noche del pasado sábado por un agente de la Dirección General del Tránsito Terrestre (Digesett), quien mató a su expareja, a la madre y a una hermana de ésta y también a un hombre. También hirió a su hijo de apenas cuatro años de edad.

Al expresar su consternación por los hechos, vecinos y familiares de los cuatro occisos hicieron un llamado a la sociedad pidiendo el cese de los actos de violencia, los cuales dejan luto a las familias afectadas.

En los trágicos hechos ocurridos la noche del sábado, el cabo adscrito a la Digesett, Esteban Javier Cora, mató a su expareja, su exsuegra y la excuñada y también a un hombre que alegadamente trató de perseguirlo luego de que había cometido los crímenes.