José J. Puello, presto a arrodillarse para que las autoridades terminen la Ciudad Sanitaria

Una larga lista de espera de pacientes que necesitan de neurocirugías y que están muriendo esperando que ese servicio sea abierto en la Ciudad Sanitaria Luis Eduardo Aybar, son de las cosas que más preocupan a los médicos del complejo, encabezados por su presidente, doctor José Joaquín Puello.

El reconocido especialista de la neurocirugía dominicano dijo estar dispuesto a arrodillarse ante las autoridades a fin de que ese importante complejo hospitalario sea puesto a funcionar en toda su capacidad. Actualmente menos del 18% del mismo está operando

Solamente en el área de neurocirugía hay más de 300 pacientes en lista de espera para ser operados y un solo médico neurocirujano informó que tiene 45 pacientes en espera.

Muchos de los pacientes en lista de espera de que se abra la ciudad sanitaria han fallecido y otros corren el riesgo de tener ese mismo destino.

Recuerda que el área de incidencia de la ciudad sanitaria es de más de un millón de personas que viven en sectores que le rodean, además de pacientes complejos que son referidos de todo el país.

-Los médicos queremos que este centro se abra. Si tengo que arrodillarme ante las autoridades, lo hago para que esto se abra-, asegura Puello, mientras otro de los médicos presentes pidió que titulara este reportaje como –una ciudad sanitaria fantasma-.

Dijo que entre los planes está que en neurocirugía se opere con inteligencia artificial apoyado en la robótica, lo que bajara de 14 a tres horas una cirugía compleja, se puede llegar a zonas del sistema nervioso que años atrás era imposible, la morbilidad baja en un 56% y la mortalidad en un 51%.

Más de mil millones

Es necesario que esto se termine. Insiste el doctor Puello en cada oportunidad del recorrido realizado por Listín Diario por las instalaciones de la Ciudad Sanitaria Luis Eduardo Aybar. Entiende que para terminar lo que falta se requiere de una inversión de alrededor de mil millones de pesos más.

Explicó que equipos del SNS y del Ministerio de la Vivienda enviaron técnicos a revisar los equipos que ya perdieron la garantía de mantenimiento, para evaluar cuál de ellos aún funciona, tras años instalados sin nunca haberse usado.

Lamentó que de los 18 mil millones de pesos invertidos en la Ciudad Sanitaria, más de la mitad fue invertido en equipos de última generación, de la mejor marca existente en el mundo, algunos de los cuales habrá que sustituirlos sin haberse usado.

Las razones

Al doctor José Joaquín Puello no que le queda dudas del interés del Gobierno del presidente Luis Abinader en concluir esa importante obra de salud, pero recuerda que ha habido obstáculos, entre los que cita conflicto entre el contratista y el Ministerio de la Vivienda por diferencias entre lo presupuestado y lo auditado, lo cual detuvo el avance, además de que una parte del complejo tuvo que ser destinada durante dos años al ingreso de pacientes con Covid-19, durante la pandemia.

Plan viejo Cecanot

Dijo que el Ministerio de la Vivienda tiene en planificación la remodelación del antiguo Cecanot para poner sus instalaciones a la altura de las nuevas, tras 16 años de funcionamiento.

La Ciudad Sanitaria tiene parqueo para 900 vehículos, 200 camas para médicos residentes, cuenta con sistema braille en el piso y en las puertas para personas invidentes y todas sus salas de internamiento cuentan con una cama, con sus sistema de gases, con baño, nevera, armario, sillón para acompañe, closet, aire acondicionado, televisión, conexión de internet y lavamanos externos.

Su proyecto original de la ciudad Sanitaria Luis Eduardo Aybar comprende cuatro grandes edificaciones distribuidas en 76,500 metros cuadrados.

Doris Pantaleón, Listín Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − trece =