Gobierno anuncia incremento de ayudas sociales, del Bono Gas y otras acciones para combatir inflación

Abinader anticipa que en este año  volveremos a la normalidad

Abinader dice que gobierno continuará subsidiando los combustibles para contrarrestar su alza

El presidente Luis Abinader reconoció hoy que la inflación es la principal preocupación del gobierno en materia económica, y para enfrentarla anunció hoy que su administración aumentará la ayuda social directa, desplegará programas especiales de venta de comida y subsidios focalizados como la entrega de más tarjetas Supérate y ajustar a 470 pesos el subsidio del Bono Gas.

Durante su discurso de Rendición de Cuentas, en un contexto de “distorsión de precios por la pandemia y los últimos eventos bélicos entre Rusia y Ucrania con repercusión mundial”, adelantó  que, a partir de la próxima semana, se ofrecerán 300,000 nuevas tarjetas del programa Supérate a personas vulnerables y seleccionadas por el Sistema Único de Beneficiarios (Siuben).

También, se ajustará “de manera inmediata” el subsidio Bono Gas de 228 a 470 pesos a todos los beneficiados y se añadirán 400,000 más. “Este monto será suficiente para que los beneficiados puedan costear hasta aproximadamente medio tanque de gas de 25 libras. El último ajuste fue realizado en el 2008”, dijo.

Indicó que para los comedores económicos, cuyo número ya ha sido aumentado en este gobierno de 38 a 51 y de 20,000 a 66,000 raciones, se gestiona que en el presente año se instalen 54 nuevos centros, para un total de 105 comedores en igual cantidad de municipios en todo el territorio nacional, elevando a 136 mil raciones de comidas cocidas diarias durante los próximos meses.

Para el sector agropecuario, anunció que el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes monitorea los precios de las principales materias primas para la agropecuaria, como el trigo, la soya y el maíz. Y que se autorizó al ministro subsidiar hasta un 10 % de un posible aumento debido a la guerra entre Rusia y Ucrania.

Sobre el incremento de los precios de los combustibles, reportó que este año el gobierno ha subsidiado 2,600 millones de pesos y el año pasado 13 mil millones de pesos.

“El gobierno está haciendo las previsiones presupuestarias y medidas de control de gasto para continuar subsidiando y evitar que la totalidad del alza se refleje en el precio de los combustibles”, aseguró.

“Vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para mitigar los efectos inflacionarios y proteger el bienestar de los dominicanos”, enfatizó.

Explica por qué el incremento de los precios

El Banco Central ha informado que, en enero pasado, el índice de precios al consumidor (IPC) registró una variación de 1.18 % con respecto a diciembre de 2021, mientras la inflación interanual, medida desde enero de 2021 hasta enero 2022, se colocó en 8.73 %.

“La inflación importada ha sido la principal causa del incremento en los precios domésticos”, dijo Abinader. “Para que tengan una idea precisa del impacto que en una economía no petrolera como la nuestra tienen los precios internacionales del petróleo y sus derivados en el costo de la canasta familiar, es suficiente con decir que el 33.1 por ciento de la inflación de 2021 es explicado por el aumento en los precios de la gasolinas regular y premium, gasoil y gas licuado”.

Indicó que el 14 de agosto del 2020 el precio del barril de petróleo estaba a 42 dólares y hoy está a 92 dólares, es decir un incremento de 120 %.

“No obstante ese aumento, los precios de los combustibles en el país se han incrementado en una proporción mucho menor, en concreto un 35 por ciento en promedio, gracias en parte a un subsidio que ha superado los 13 mil millones de pesos en 2021”, dijo.

Igualmente, indicó que el incremento del precio en aproximadamente un 70 % de insumos importados para la industria agropecuaria, tales como el trigo, el maíz, la soya y el sorgo, se tradujeron en un alza de los precios de productos de consumo masivo en la canasta familiar, como el pollo fresco, el aceite de soya y el pan.

“Como se puede apreciar, solo por el impacto directo en la inflación de los artículos anteriormente mencionados, que fueron afectados por los aumentos en los precios internacionales de las materias primas, se explica un 43.1 por ciento de la inflación del año pasado, sin incluir efectos indirectos que bien podrían llevar este porcentaje a un valor muy por encima del 50 por ciento”, dijo.