Fulcar rechaza relación con suplidor de INABIE;

Ministerio Educación invertirá RD$50 mil millones en mejorar sistema educativo

Santo Domingo.- El ministro de Educación, Roberto Fulcar, respondió este lunes a una supuesta campaña en su contra, luego de los cuestionamientos en el Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABIE).

Las declaraciones de Fulcar surgen luego de trascendiera que supuestamente familiares reciben beneficios del INABIE.

Fulcal colgó varios mensajes en Twitter, donde explicó el rol del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil.

“ Ante la evidente, persistente e injusta campaña tramada y puesta en marcha contra nosotros, y por respeto a la sociedad dominicana, a mi nombre y a mi familia,  quiero afirmar, claramente y firmemente, lo siguiente”.

1. Mi nombre es Roberto Fulcar Encarnación, cédula de Identidad y Electoral N0. 001-0234062-7, ahora ministro de educación (cargo pasajero). Ni mi esposa, ni mis hijos, ni mis hermanos, ni mis tíos, ni mis sobrinos, cuñados o primos son suplidores del INABIE, ni del MINERD.

2. El INABIE depende, en políticas educativas y de gestión general de bienestar a los estudiantes, del MINERD; pero goza de independencia administrativa y financiera. La gestión en estos ámbitos no depende del MINERD, no escogemos cocinas, suplidores, nada del INABIE.

3. Intereses relacionados con negocios, con aspiraciones a dirigir o controlar la gestión o las operaciones administrativas del MINERD (que respeto), no perdonan la instauración de una práctica participativa, ética, eficiente y transparente.

Su perspectiva de solución parece ser dañarme, para que todo siga como antes. He guardado silencio estoico hasta hoy, pero ya no más.

4. No aceptaré que dañen o jueguen a ensuciar mi nombre, el de mi familia, mi historia ni los ideales que nos guían, sólo por no aceptar asociarnos a lo que no concuerda con mis valores.

5. Estoy impulsando una visión, un modelo, una propuesta para transformar la educación de mi país. A quienes no lo compartan, les invito a que conversemos racional y respetuosamente, pero no aceptaré ataques infundados a mi nombre, mi historia, mis ideas, mi familia ni mi equipo.

6. Estoy abierto a conversar y escuchar todas las ideas, pero no aceptaré ataques infundados, calumnias, campañitas ni abusos contra lo que represento, que es la ética, transparencia y eficiencia del servicio público a los ciudadanos y ciudadanas.