Editorial huésped: El shock por Medusa

Editorial huésped: El shock por Medusa

Al leer la primera parte de la acusación del caso Medusa el primer sentimiento que se tiene es de incredulidad, dado la magnitud de las operaciones fraudulentas allí descritas.

Luego se pasa al estado de sorpresa por los niveles de detalles contenidos en el texto acusatorio y la gran cantidad de personas e instituciones mencionadas.

Sin dudas, estamos frente a uno de los más extensos casos de corrupción llevados a la justicia y que además pone de manifiesto las grandes debilidades institucionales que tenemos.

Lo descrito en la acusación muestra cómo se pueden burlar los procesos instaurados por las leyes para garantizar el buen uso de los fondos públicos.

La acusación muestra una pestilente acción de extorsión a la cual acceden las partes privadas sin chistar.
Una parte importante de la sociedad ha quedado en shock ante lo que se ha mostrado, pero algo muy bueno sale a relucir en medio de ese mar de fango: el Ministerio Público ha actuado con independencia en la investigación inicial, llegando a un punto que en el pasado era simplemente impensable.

Ahora corresponde a la Justicia hacer su trabajo y a los imputados utilizar los medios a su alcance para defenderse.
El país ha quedado impactado y ahora está expectante.

Editorial periódico El Día