Casos de dengue en RD suman 5,660, los de leptospirosis 40 y viruela del mono 25 

El director general de Epidemiología, Ronald Skewes, informó este miércoles que en lo que va de año, los casos de dengue ascienden a 5,660 y a 33 las defunciones asociadas.

Durante el encuentro semanal con la prensa, el galeno precisó que “todavía estamos en situación de alerta”, es decir, por encima de la zona verde de seguridad, pero sin llegar al área de brotes.

Skewes explicó que el contagio del dengue no es automático al recibir la picadura del mosquito, sino que requiere de un período de incubación que puede durar entre 14 y 30 días.

Cuando el insecto pica a una persona infectada, “tiene que hacer un proceso hasta llegar a las glándulas salivales del mosquito y pueda inocular el virus”, explicó. Solo este proceso puede tomar hasta 18 días.

El epidemiólogo llamó a toda la población a eliminar los criaderos, ya que así habrá una baja en la densidad poblacional y a los mosquitos les tomarán unas dos semanas repoblar a los adultos, distanciando el inicio del ciclo.

“Son de dos a tres semanas después de un efecto atmosférico cuando podemos estar presenciando los aumentos de dengue”, aclaró al ser cuestionado sobre las consecuencias del paso del huracán Fiona, especialmente, en las provincias del Este.

Skewes fue reiterativo en la importancia de fumigar, eliminar chatarras y todo tipo de criaderos de mosquitos. 

Asimismo, exhortó a las personas a comunicarse con las direcciones provinciales para que sean provistos de abate, el larvicida que el Ministerio de Salud Pública suministra, para así “mantener el entorno de las viviendas con la menor cantidad de mosquitos posible.

Ascienden a 40 casos de leptospirosis

De igual modo, el epidemiólogo comunicó que en las últimas cuatro semanas, en el país se han reportado 40 casos de leptospirosis.

“Todavía estamos dentro de la zona de seguridad”, observó.

Detalló que con fenómenos como Fiona, las inundaciones reducen los espacios hábiles y hacen que humanos y animales conviven en un solo lugar, “y ahí es que se produce la contaminación”.

Además de los ratones, la bacteria de la leptospira puede estar en la orina de perros, gatos y chivos, entre otros ejemplos que citó el especialista. También puede estar presente en aguas contaminadas.

Skewes indicó que en La Altagracia es poco probable que surja un brote de leptospirosis, ya que previo a Fiona, la incidencia acumulada por cada 100 mil habitantes era apenas de 0.7 %. En Santo Domingo asciende a 1.1 %. Las dos provincias en mayor peligro por leptospirosis son San José de Ocoa, con una incidencia de 24 % y Montecristi con 5.9 %.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =