Abinader ordena respetar derechos humanos a militares lanzados a las calles 

Por qué calentar sopas instantáneas en el microondas no es bueno

El presidente Abinader dijo que las fuerzas de seguridad tienen orden de respetar los derechos humanos, pero actuar con la firmeza que requiere el actual auge de la delincuencia

El presidente de la República, Luis Abinader, dispuso que nuevamente miembros de las Fuerzas Armadas refuercen a la Policía Nacional para combatir el recrudecimiento de la delincuencia que se registra en el país.

Reconoció que en las últimas tres semanas se han incrementado los robos, hurtos y asaltos, los que atribuye a la reapertura del confinamiento y situaciones creadas en el microtráfico por los grandes golpes que se le han dado al narcotráfico durante su gestión. El mandatario dijo que la paz social no se negociará con esos sectores.

“Les puedo asegurar que este gobierno no va a aceptar una paz mafiosa. Una paz donde se hacen acuerdos para mantener la tranquilidad, y especialmente en lo que tiene que ver con los hechos del narcotráfico”, dijo el mandatario mientras lanzaba el operativo conjunto.

Aseguró que ya se tiene levantada la inteligencia necesaria para desplegar las acciones conjuntas en los sectores en que se requiere intervenir, en lo que se hará uso de recursos tecnológicos con que cuentan los organismos de protección.  

“Quiero decirles que confío plenamente en las actuaciones de la Policía Nacional y sé que van a actuar en respeto a los derechos humanos, pero con la firmeza que se necesita en estas circunstancias”, expresó el jefe de Estado.

Pidió a los delincuentes que se entreguen por la vía pacifica, al asegurar que los operativos que se están iniciando durarán el tiempo que sea necesario, se ocupará el número de agentes que se requiera y se destinarán los recursos que requiera.

l mandatario hizo el anuncio durante un acto realizado en la parte frontal del Palacio de la Policía Nacional previo a presidir una reunión del Consejo Superior Policial junto al ministro de Interior y Policía, Jesús Vázquez y el director general de la Policía Nacional, mayor general Eduardo Alberto Then.   

Le acompañaron también los comandantes generales del Ejército, mayor general Julio Ernesto Florián Pérez; de la Armada, vicealmirante Ramón Gustavo Betances y de la Fuerza Aérea, general Leonel Amílcar Muñoz Novoa, así como el presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), vicealmirante José Manuel Cabrera Ulloa, el comisionado ejecutivo para la reforma de la Policía, José Vila del Castillo y miembros de la plana mayor de la Policía.         

El reforzamiento de las acciones contra la delincuencia ocurre en momentos en que se registra un recrudecimiento de los niveles de violencia y criminalidad.

Como parte de ese escenario, 12 presuntos delincuentes cayeron abatidos a manos de la Policía en el último mes y se producen frecuentemente asaltos perpetrados por grupos armados que tienen escandalizada a la sociedad.

Mientras que la Policía Nacional atraviesa una crisis de credibilidad pública luego de la muerte de tres hombres mientras se encontraban bajo su custodia y diversas situaciones en las que se ha visto involucrada que la han puesto bajo cuestionamiento, mientras se desarrolla una reforma de ese cuerpo.