Propone Declaración de Paz Rusia-Ucrania para la 9na Cumbre de las Américas

La OEA se prepara para una posible declaración de ruptura constitucional en Venezuela

El Presidente de la Comisión por la Carta Democrática Interamericana  propone a los organizadores de la Novena Cumbre de las Américas la adopción de una Declaración de Paz y Cese de Guerra entre Rusia y Ucrania que refleje la preocupación de los países de la región por los efectos económicos, políticos y sociales  de la guerra entre los dos países.

El  licenciado Rommel Santos Díaz, señala que la celebración de la Novena Cumbre de las Américas en  Los Ángeles, California del 6 al 10 de junio es una excelente oportunidad para expresar  la preocupación de los países participantes  a través de una Declaración  de Paz y Cese de Guerra  que  promueva un acuerdo de paz entre Rusia y Ucrania.

El Presidente de la Comisión por la Carta Democrática Interamericana plantea que los líderes  políticos, las organizaciones internacionales y  las organizaciones de la sociedad civil  participantes en  la Novena Cumbre de las Américas deben abocarse a discutir los problemas y desafíos que representa  para la región la guerra  Rusia-Ucrania  en las actuales circunstancias.

Según el  licenciado Rommel Santos Díaz, el éxito de la Novena Cumbre de las Américas dependerá de los compromisos asumidos por los Jefes de Estado y de Gobierno  participantes en la Novena Cumbre de las Américas, principalmente tomando en cuenta las consecuencias que tiene  para el mundo actualmente  la guerra Rusia-Ucrania.

El presidente de la Comisión por la Carta Democrática Interamericana  indica que la mejor referencia para la elaboración de una declaración de paz y cese de guerra entre Rusia y Ucrania  en el marco de la Novena Cumbre de las Américas  es el texto de la Declaración de Paz y Cese de Guerra de la organización de la Organización No Gubernamental internacional Cultura Celestial, Paz Mundial, Restauración de la Luz (HWPL) por sus siglas en ingles.

El  licenciado Rommel Santos Díaz, destaca que los Estados  deben observar el cumplimiento de las normas de derecho internacional en los casos de conflictos bélicos y deben condenar la agresión  puesto que se trata  de un crimen de derecho internacional. En ese orden los Estados también  deben abstenerse de la amenaza  o el uso de la fuerza militar contra la integridad territorial  o la dependencia política de cualquier Estado, o de cualquier otra forma incompatible  con los propósitos de la Carta de las Naciones Unidas o el  derecho internacional en general.

Finalmente, el presidente de la Comisión por la Carta Democrática Interamericana  destaca que la Novena Cumbre de las Américas  es el escenario apropiado para que los  Jefes de Estado y de Gobierno, las organizaciones internacionales, las organizaciones de la sociedad civil y los actores sociales se pronuncien  a favor de la paz entre Rusia y Ucrania a través de una declaración de paz y cese de guerra que paute la paz  entre ambas naciones.