Israel habría destruido la flota de drones dentro de Irán en un ataque aéreo en febrero

Al parecer, un ataque con vehículos aéreos no tripulados a mediados de febrero causó importantes daños a la flota de aviones no tripulados de Irán, lo que llevó a este país a disparar misiles esta semana contra un lugar en Irak que, según afirma, era una base de la inteligencia israelí.

Se estima que cientos de drones fueron destruidos en el ataque a una base aérea cerca de Kermanshah, en el oeste de Irán, informó el martes Haaretz, sin citar fuentes sobre el alcance de los daños.

Aunque Israel ha reconocido que ataca las bases de las fuerzas iraníes y de los grupos terroristas aliados en Siria, así como los envíos de armas que se cree que van dirigidos a los grupos respaldados por Irán en la región -y se cree que ha llevado a cabo acciones encubiertas dentro de Irán-, un ataque aéreo en territorio iraní sería muy inusual.

Funcionarios de Teherán han culpado a Israel del ataque, aunque ninguno de los dos países había mencionado el incidente hasta esta semana. Israel no ha hecho ningún comentario sobre el supuesto ataque.

El domingo por la noche, el canal de televisión libanés Al Mayadeen, vinculado al grupo Hezbolá, respaldado por Irán, informó por primera vez del ataque de Kermanshah.

Citando “fuentes fiables”, dijo que fueron seis los aviones no tripulados que participaron en la incursión y afirmó que fueron lanzados desde el Kurdistán iraquí.

La emisora dijo que fue a causa del ataque con drones que Irán disparó misiles contra un lugar cercano al consulado estadounidense en Erbil durante la noche del sábado. Irán ha dicho que el objetivo de los misiles era un lugar utilizado por la inteligencia israelí y, según Al Mayadeen, fue desde allí donde se lanzó el ataque con drones de febrero.

El informe libanés también afirma que, como resultado del ataque con misiles contra Erbil, cuatro oficiales israelíes murieron y otros siete resultaron heridos, cuatro de ellos en estado crítico.

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha condenado el ataque, que impactó cerca de un extenso consulado estadounidense, y las autoridades kurdas han negado que la zona fuera utilizada por Israel.

Israel ha advertido en repetidas ocasiones que los aviones no tripulados iraníes constituyen una importante amenaza para la región, sobre todo porque Teherán arma a sus representantes estacionados a lo largo de las fronteras de Israel. Funcionarios militares dijeron la semana pasada que el “terror de los vehículos aéreos no tripulados” de Irán es un problema nuevo y global, acusando a Teherán de atacar directamente objetivos militares y civiles en Oriente Medio.

Las FDI también publicaron imágenes de lo que, según ellas, eran interceptaciones de drones iraníes.

Se cree que el momento de la publicación de las FDI está relacionado con las conversaciones nucleares que se están llevando a cabo en Viena y que, al parecer, están a punto de concluir.

Los negociadores de todas las partes han señalado en los últimos días que un posible acuerdo para reactivar el acuerdo, conocido formalmente como Plan de Acción Integral Conjunto, está cerca. Israel ha destacado el hecho de que el incipiente acuerdo nuclear no aborda la cuestión de los drones.

Las FDI creen que Irán está intentando armar a todos sus apoderados en la región -en Siria, Líbano, Irak y Yemen- con cientos e incluso miles de vehículos aéreos no tripulados, además de proporcionarles entrenamiento militar.

Los oficiales militares dicen que las FDI están siempre en alerta total para proteger los cielos de Israel de los drones. Sin embargo, el mes pasado las defensas aéreas israelíes no lograron derribar un pequeño dron que entró en el país desde el Líbano y cuyo lanzamiento fue reivindicado por Hezbolá.

Una serie de incidentes ocurridos en los últimos meses indican una escalada en el conflicto en la sombra entre Israel e Irán.

El lunes, un ciberataque hizo caer los sitios web del gobierno israelí durante más de una hora en la noche. Las autoridades israelíes no dijeron inmediatamente quién estaba detrás del ataque, pero algunos medios de comunicación se apresuraron a señalar a Irán.

La televisión estatal iraní informó de que la Guardia Revolucionaria paramilitar había detenido a miembros de una “red” que trabajaba para Israel y que planeaba sabotear la principal instalación nuclear subterránea de Irán en Fordo.

israelnoticias.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × 5 =