Turquía bloqueó oficialmente la admisión de Finlandia y Suecia a la OTAN

Occidente avanza por un desfiladero en su manejo de la ayuda militar a Ucrania frente a Rusia

Las negociaciones sobre la admisión de Suecia y Finlandia en la OTAN terminaron sin siquiera comenzar.

Después de que los países miembros de la OTAN intentaron llevar a cabo la primera etapa de las negociaciones sobre la admisión de Suecia y Finlandia en el bloque militar, se supo que Turquía ejerció de inmediato su derecho al veto, impidiendo que se convirtieran en miembro de la OTAN y bloqueó la consideración de este tema, privando así a dos posibles nuevos miembros de la oportunidad de ser parte de la alianza.

De hecho, las negociaciones en sí ni siquiera comenzaron: Turquía bloqueó la consideración del tema de admitir a Suecia y Finlandia en la OTAN en una etapa preliminar, demostrando así su disposición para la confrontación directa con otros miembros de la Alianza del Atlántico Norte.

“Turquía bloqueó la decisión inicial de la OTAN de procesar las solicitudes de Finlandia y Suecia para unirse a la alianza militar, poniendo en duda las esperanzas de una entrada rápida de los dos países escandinavos. Los embajadores de la OTAN se reunieron el miércoles para comenzar las conversaciones de adhesión el mismo día en que Finlandia y Suecia presentaron sus ofertas, pero la oposición de Ankara detuvo cualquier votación, según una persona con conocimiento directo del asunto.

El retraso genera dudas de que la OTAN pueda aprobar la primera fase de solicitudes de Finlandia y Suecia dentro de una o dos semanas, indicó el secretario general Jens Stoltenberg. También está preparando el escenario para varios días de intensa diplomacia entre EE. UU., Turquía, Finlandia y Suecia sobre el tema.

Los 30 miembros existentes de la OTAN deben ratificar las ofertas de Finlandia y Suecia, pero ese proceso solo comienza después de que la alianza de defensa emita un protocolo de adhesión e invite formalmente a los dos países a unirse.

Turquía no ha aclarado oficialmente su posición sobre este tema, sin embargo, fuentes anteriores informaron que Ankara tiene la intención de exigir el levantamiento de las sanciones por la compra de los sistemas de defensa aérea rusos S-400 y el regreso de los cazas F-35 al programa.