Rusia afirma haber destruido 15 Howitzer estadounidenses en Ucrania

Rusia acusa a ucranianos de bombardear ciudad y grabar video con  "muchos muertos" y destrucciones para mostrarlos a prensa occidental

Moscú, 21 jun (EFE).- El Ejército ruso destruyó en la última jornada quince obuses estadounidenses M-777, conocidos como Howitzer, en el este de Ucrania, según informó el Ministerio de Defensa de Rusia en su parte matutino.

“Los obuses de 155 milímetros M-777 suministrados por EEUU y los países europeos a Ucrania se convirtieron en un buen objetivo. Solo en la última jornada fueron destruidas 15 unidades, la mayoría de ellas en las cercanías de la estación ferroviaria de Druzhkivka, sin disparar un solo tiro”, declaró el mando ruso.

Según el portavoz de Defensa, Igor Konashénkov, Ucrania usó este tipo de cañones durante un frustrado intento de tomar la isla Zmeiny (Isla de las Serpientes) que tuvo lugar la víspera.

“La operación del régimen de Kiev preveía ataques masivos aéreos y de artillería contra la isla Zmeiny, seguida del desembargo y su ocupación”, explicó el representante de la entidad castrense.

Según Defensa, “en el ataque aéreo participaron más de 15 drones ucranianos de asalto y exploración”, que contaban con el apoyo de dos Bayraktar TB-2, un Global Hawk RQ-4, y sistemas antiaéreos S-300.

Las fuerzas ucranianas apoyaron este ataque con lanzamientos de misiles Tochka-U, Uragán y cañones Howitzer emplazados en posiciones al oeste de Odesa.

Konashénkov afirmó que la defensa antiaérea rusa derribó todos los proyectiles lanzados contra la isla -13 drones, 14 misiles Tochka-U, 21 Uragán-, ante lo cual la parte ucraniana se abstuvo de enviar tropas de desembarco a Zmeiny.

Al ver frustrados los intentos de tomar la isla, Ucrania atacó con misiles antibuque y un dron Bayraktar TB-2 dos plataformas gasíferas rusas en el mar Negro, añadió Konashénkov.

En respuesta a este ataque, Rusia lanzó misiles de crucero Onix contra el aeródromo militar Shkolni, en la región de Odesa, donde destruyó hangares con drones Bayraktar, y atacó la isla Kubanski, donde destruyó dos pelotones de artillería con Howitzer.

La aviación rusa destruyó también dos lanzaderas de misiles antiaéreos S-300 en la región de Odesa.