Putin dice ‘gracias a Dios’ que algunas empresas extranjeras abandonaron Rusia

Putin revela lo que pasaría si estalla la guerra entre Rusia y EEUU
  • Putin dice que las empresas rusas crecerán
  • Bromea que los Mercedes de lujo seguirán siendo importados
  • Dice que Rusia no quedará aislada de las mejores tecnologías

LONDRES, (Reuters) – El presidente Vladimir Putin dijo el jueves que estaba contento de que algunas empresas extranjeras se hayan ido de Rusia porque las empresas nacionales podrían ocupar su lugar, y advirtió a Occidente que Moscú aún encontrará formas de adquirir tecnología avanzada y Artículos de lujo.

Putin ha presentado la invasión de Ucrania como un punto de inflexión en la historia rusa: una revuelta de Moscú contra Estados Unidos, que según él ha humillado a Rusia desde la caída de la Unión Soviética en 1991. Ucrania dice que está luchando por su supervivencia.

Además de la muerte y el horror de la guerra, el conflicto y el intento de Occidente de aislar a Rusia como castigo han frenado el crecimiento económico mundial y desencadenado una ola de inflación a medida que se disparan los precios de los cereales, el aceite de cocina, los fertilizantes y la energía.

Desde la guerra, una gran cantidad de importantes inversores extranjeros -desde BP  hasta McDonald’s Corp- se retiraron justo cuando la economía rusa enfrenta su peor contracción desde los años posteriores a la turbulencia del colapso soviético.

“A veces, cuando miras a los que se van, ¿gracias a Dios, quizás? Ocuparemos sus nichos: nuestro negocio, nuestra producción, ya ha crecido y se asentará de manera segura en el terreno preparado por nuestros socios”, dijo Putin.

Hablando por enlace de video a los líderes de los estados exsoviéticos, Putin bromeó diciendo que los lujos como el Mercedes favorito de los bandidos en el caos de la Rusia postsoviética todavía estarían disponibles, aunque admitió que podrían ser un poco más caros.

“Será un poco más caro para ellos, pero esta es gente que ya condujo Mercedes 600 y lo seguirán haciendo. Les puedo asegurar que los traerán de donde sea, de cualquier país”.

Putin dijo que Rusia todavía necesitaba acceso a las tecnologías avanzadas de las economías desarrolladas.

“No vamos a aislarnos de esto, quieren exprimirnos un poco, pero en el mundo moderno esto es simplemente irreal, imposible”.

No dio más detalles sobre cómo Rusia encontraría formas de mantener el acceso a componentes y software occidentales.

Putin prometió que los intentos occidentales de aislar a Rusia fracasarían, diciendo que las economías desarrolladas estaban lidiando con una espiral inflacionaria, cadenas de suministro rotas y una crisis alimentaria justo cuando el centro del poder económico mundial se había mudado a Asia.

Las sanciones occidentales han avivado la inflación rusa al mismo tiempo que entorpecen las cadenas de suministro, aunque Putin dijo que el país se las está arreglando bien y que Rusia se está alejando de Occidente en favor de China, India y otras potencias.

“Los representantes de nuestras empresas enfrentan problemas, por supuesto, especialmente en el campo de las cadenas de suministro y el transporte. Sin embargo, todo se puede ajustar, todo se puede construir de una manera nueva”, dijo Putin.

“No sin pérdidas en una determinada etapa, pero nos ayuda de alguna manera a ser más fuertes. En cualquier caso, definitivamente estamos adquiriendo nuevas competencias, estamos comenzando a concentrar nuestros recursos económicos, financieros y administrativos en áreas de avance”.

El banco central de Rusia recortó su tasa de interés clave al 11% el jueves y dijo que veía espacio para más recortes este año, ya que la inflación se desacelera desde los máximos de más de 20 años y la economía se dirige hacia una contracción. 

La invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero desplazó a millones más y generó temores de la confrontación más seria entre Rusia y Estados Unidos desde la Crisis de los Misiles Cubanos de 1962.

Putin dice que Estados Unidos estaba utilizando a Ucrania para amenazar a Rusia a través de la ampliación de la OTAN y que Moscú tuvo que defenderse de la persecución de los rusohablantes.

Ucrania y sus aliados occidentales los rechazan como pretextos infundados para invadir un país soberano.