EEUU se niega a suministrar misiles ATACMS a Ucrania por temor a Rusia

EE.UU. ha postergado una solicitud de Ucrania para proporcionar misiles de largo alcance por temor a una respuesta peligrosa de Rusia, según un informe.

Los responsables de alto rango del Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono) se han opuesto a la idea de suministrar cohetes de largo alcance, conocidos como Sistemas de Misiles Tácticos del Ejército (ATACMS, por sus siglas en inglés), a Kiev, argumentando que ello puede provocar una respuesta peligrosa de Rusia, según informó el viernes NBC News citando a dos oficiales militares estadounidenses.

Los altos mandos castrenses del Pentágono, agrega el reporte, han expresado su preocupación de que los ATACMS puedan desencadenar una guerra más amplia con Rusia que lleva a cabo desde hace más de seis meses una operación militar en el territorio del país eslavo.

El martes, Ucrania volvió a exigir a Estados Unidos que sus paquetes de ayuda militar previstos para 2023 incluyan misiles de largo alcance, como los ATACMS, que pueden dispararse por sistemas de lanzacohetes múltiples HIMARS o M270 MLRS.

Moscú, sin embargo, tachó dichos armamentos de una “línea roja” y avisó a Estados Unidos que lo consideraría parte directa del conflicto, si entrega tales misiles a Ucrania. La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, dejó claro que, ante un posible envío de los ATACMS a Kiev, “Rusia se reserva el derecho a defender su territorio con todos los medios a su alcance”.

El Gobierno del presidente estadounidense Joe Biden anunció el jueves otro importante paquete de asistencia militar para Ucrania  por valor de 600 millones de dólares, que incluye proyectiles de artillería, minas y más sistemas de lanzamisiles múltiples HIMARS. Pero la ayuda no incluye los ATACMS, que tienen un alcance mayor que los sistemas de artillería y cohetes entregados a Ucrania hasta ahora.

En un intento de calmar a Rusia Biden afirmó el martes que su gobierno no va “a enviar a Ucrania sistemas de cohetes que ataquen a Rusia”.

A su vez, un alto funcionario estadounidense citado por NBC News dijo que los ATACMS “no están sobre la mesa en este momento”, pero afirmó al mismo tiempo que la dinámica del campo de batalla puede cambiar y “a medida que evolucionan sus necesidades [de Ucrania], evolucionan los tipos de asistencia”.

Desde el inicio de la operación militar rusa en el territorio ucraniano el 24 de febrero, e incluso antes, los aliados occidentales de Ucrania, liderados por EE.UU., han intensificado su apoyo armamentista a Kiev para combatir a Rusia.

Moscú culpa al Occidente del actual conflicto en Ucrania por ignorar durante más de una década las preocupaciones de seguridad de Rusia y avisa que considerará “blanco legítimo” los vehículos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y EE.UU. que transportan armas para Kiev. (Agencias)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × cinco =