Aumentan a 15 los muertos de tiroteo en una escuela rusa; hay 24 heridos

(EFE) El ataque de un exalumno de una escuela rusa en la república de Udmurtia, en los Urales, dejó hoy al menos 15 muertos y 24 heridos, y evocó dos tragedias similares ocurridas a lo largo de 2021.

«Murieron 15 personas, entre ellas 11 niños y 4 adultos«, según un comunicado del Comité de Instrucción ruso.

Entre los 24 heridos, hay 22 menores, agrega la nota.

Los adultos fallecidos son dos guardias del colegio y dos profesores, informaron las autoridades.

EL TIRADOR, UN EXALUMNO CON PROBLEMAS MENTALES

El autor del tiroteo, que ocurrió en la escuela 88 de Izhevsk, fue identificado como Artiom Kazántsev, de 34 años, y graduado en el mismo centro educativo.

«Conocemos el nombre del hombre que hizo eso. Es Artiom Kazántsev, un habitante de Izhevsk, que estaba en el registro de pacientes de un psiquiátrico.

El atacante, que se suicidó, llevaba una camiseta con simbología nazi, según se desprende de las imágenes del lugar difundidas por el Comité de Instrucción.

Según las autoridades, estaba armado con dos pistolas de aire comprimido reconvertidas para disparar con munición letal.

En los cargadores de la pistola, cuyas fotos fueron publicadas en redes sociales, se puede leer la palabra «odio» escrita con pintura roja.

Los investigadores rusos han practicado un registro en el domicilio del tirador para recabar más información sobre los detalles de la tragedia.

LOS NIÑOS SALTABAN POR LA VENTANA

Kazántsev llegó a su antigua escuela alrededor de las 11.00 horas (07.00 GMT).

Los alumnos del centro dicen que mató de un tiro a uno de los guardias nada más entrar por la puerta principal.

Posteriormente, según testigos, comenzó a desplazarse por distintas aulas.

Algunos de los alumnos tuvieron que saltar por la ventana ante la imposibilidad de escapar por el pasillo y presentan distintas lesiones y fracturas por caída de altura, según fuentes médicas.

Una alumna de la escuela dijo al canal de Telegram Baza que estaba en clase de matemáticas cuando oyó los disparos.

Según la niña, el atacante disparó contra su profesora. Luego salió de la sala y continuó caminando por el pasillo al grito «¿Dónde estáis, cabrones?».

Otras maestras se encerraron en las aulas con sus pupilos, tras colocar «barricadas» con ayuda de muebles.

CONDOLENCIAS DE LAS AUTORIDADES

Las autoridades de Udmurtia declararon varios días de luto por las víctimas del ataque que se prolongarán hasta el 29 de septiembre.

Asimismo, presentaron sus condolencias el presidente ruso, Vladímir Putin; el primer ministro, Mijaíl Mishustin, y otras autoridades.

«El presidente Putin lamenta profundamente la muerte de las personas, los niños en la escuela, donde tuvo lugar un ataque terrorista», dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Peskov agregó que el autor del tiroteo es un hombre que formaba parte de una «organización neofascista».

DOS ATAQUES EN 2021

La tragedia de Izhevsk, con unos 600.000 habitantes, evocó en la memoria de los rusos dos ataques similares producidos en 2021.

En mayo de 2021 un exalumno de una escuela de Kazán, en la república rusa de Tatarstán, irrumpió a tiros en el centro educativo y causó nueve muertos y 23 heridos, la mayoría de ellos niños.

Otro tiroteo en una universidad de Perm, también en los Urales, dejó en septiembre del mismo año seis muertos y medio centenar de heridos.

El autor de ataque era un estudiante de la facultad de Derecho del centro educativo, armado con una escopeta y una navaja.

SE REAVIVA EL DEBATE SOBRE LA TENENCIA DE ARMAS

El tiroteo en la escuela de Izhevsk reavivó el debate sobre la posesión de armas con llamamientos a un mayor control estatal.

Así se expresó en particular la defensora del pueblo de Rusia, Tatiana Moskalkova, quien abogó por «aumentar los criterios para la venta de armas».

«Se han adoptado leyes oportunas que complican al máximo la compra de armas, pero necesitamos aumentar los criterios requeridos para su adquisición», dijo.

Los incidentes violentos que involucran a estudiantes han ido en aumento en los últimos años en Rusia, donde hasta hace poco se trataba de unos casos relativamente raros.

Después de la tragedia en Kazán, Putin ordenó revisar las reglas del permiso de posesión de armas y estudiar su endurecimiento. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + 6 =