Anuncia el Vaticano que ya no hará inversiones en armas y sectores de defensa

Vaticano encubrió pruebas de pederastia Marcial Maciel más de 60 años

Ciudad del Vaticano (AFP).- El Vaticano anunció ayer que impulsará una política de inversiones “éticas y sostenibles”, que prevé el cierre de cuentas en el extranjero y la prohibición de invertir en los sectores de armas y de defensa.

Esa nueva política, impulsada por el papa Francisco, entrará en vigor a partir del 1º de septiembre, precisó un comunicado.

De acuerdo con el documento divulgado por la Secretaría de Economía de la santa sede, se prohibirán inversiones en los sectores relacionados con el armamento y la defensa, la pornografía, los juegos de azar o con implicaciones en el aborto y el desarrollo de cepas embrionarias.

El Vaticano también decidió centralizar sus cuentas de inversión y de acciones habilitadas en bancos del exterior y las transfirió todas al Banco del Vaticano.

Las cuentas serán supervisadas por la Administración del Patrimonio de la sede apostólica.

El objetivo es promover mayores controles y limitar las inversiones de riesgo, explicó.

El Vaticano protagonizó recién un escándalo por fraude, malversación, abuso de poder, lavado de dinero, corrupción y extorsión que derivó en procesos penales contra decenas de personas involucradas, entre ellas un cardenal.

En el centro de ese caso se encuentra la costosa compra de un edificio de lujo en Londres, como parte de las inversiones de la santa sede, cuya considerable cartera inmobiliaria incluye prestigiosas firmas en Europa y muchos edificios en Roma.

Con la nueva política financiera también se quiere promover la protección del medio ambiente, favorecer las energías renovables y la biodiversidad, así como evitar especulaciones con la industria minera, petrolera o nuclear.

El Vaticano pretende “garantizar que las inversiones contribuyan a un mundo más justo y sostenible y estén en línea con las enseñanzas de la Iglesia católica”.