Alemania sufre la penuria de la crisis del gas

Los efectos negativos de la escasez de energía, especialmente de gas, se están viendo poco a poco en la economía alemana y en la vida de los hogares que son llamados por el gobierno a restringir su consumo.

Pasados ocho meses desde el inicio de la guerra en Ucrania, el Viejo Continente está cada vez más sumido en una crisis energética sin precedentes. Alemania, la economía más grande de Europa, se enfrenta a un corte en el gas natural de Rusia, que suministró más de la mitad de sus necesidades de combustible.

En ese sentido, la Agencia Federal de Redes (BNetzA) ha instado a los hogares y las empresas a bajar la temperatura mientras el país intenta conservar los suministros durante la crisis energética, informó Bloomberg el viernes (9 de diciembre).

El consumo de gas industrial en el país cayó un 12% en la semana hasta el domingo pasado, mientras que el consumo doméstico y comercial cayó un 13%, según el informe.

La noticia llega cuando el regulador de energía dijo anteriormente que Alemania necesitaba reducir su consumo de gas en al menos un 20% para ayudar a compensar la pérdida de suministro de Rusia.

Los ciudadanos deberían “quizás no encender la calefacción al máximo y pensar detenidamente qué habitaciones necesitan calentar”, dijo el viernes el presidente de BNetzA, Klaus Mueller, a la emisora pública ARD.

Según Mueller, actualmente Alemania recibe gas de Noruega, Bélgica, Holanda y “un poco” de Francia. Obtendrá más a través de las terminales de importación de gas natural licuado (GNL), que el país ha comenzado a construir. “Queremos proteger a toda costa a la industria del racionamiento de gas”, dijo el titular de la BnetzA.

Alemania perderáa alrededor de 50.000 millones de metros cúbicos de gas en entregas anuales debido a la reducción de las importaciones de Rusia. Los intentos previos del país de diversificar el suministro de gas han contribuido a la actual crisis energética. La presión de las sanciones de la UE, los problemas de mantenimiento y el sabotaje de los oleoductos Nord Stream han exacerbado aún más el problema.

Fuente: Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 7 =