Polonia y Alemania pidieron a Rusia más petróleo, a pesar de la histeria europea

El 20 de diciembre, el jefe de la empresa de transporte por oleoductos controlada por el estado ruso Transneft afirmó que Alemania y Polonia habían presentado solicitudes para bombear petróleo ruso a través del oleoducto Druzhba en 2023.

Según el funcionario ruso, Varsovia espera recibir 360 mil toneladas de petróleo en diciembre de 2022 y bombeará 3 millones de toneladas más. Por su parte, Alemania también ha entregado una solicitud para el primer trimestre del próximo año, pero no se reveló el volumen de los suministros.

“Anunciaron que no tomarían petróleo de Rusia a partir del 1 de enero. Y ahora hemos recibido solicitudes de consumidores polacos: danos 3 millones de toneladas el próximo año y 360.000 toneladas para diciembre, y Alemania ya ha presentado una solicitud para el primer trimestre”, dijo el jefe de Transneft el martes.

En noviembre, las autoridades polacas declararon que tenían la intención de dejar de importar petróleo ruso para fines de 2022.

Polonia pidió a sus socios europeos que impusieran sanciones contra la línea norte del oleoducto Druzhba en un intento de obtener fundamentos legales para rescindir los contratos existentes con Rusia sin sanciones. La refinería de petróleo más grande de Polonia, Orlen, firmó un contrato con Transneft por 200 mil toneladas de petróleo por mes que vence en diciembre de 2024.

Polonia estaba buscando el apoyo alemán para las sanciones de la UE en la sección polaco-alemana del oleoducto Druzhba para que Varsovia pudiera abandonar un acuerdo para comprar petróleo ruso el próximo año sin pagar sanciones. El 1 de diciembre, Alemania y Polonia firmaron una declaración conjunta sobre el apoyo mutuo en el campo de la seguridad del suministro de petróleo.

En verano, Alemania también anunció que dejaría de comprar a partir del 31 de diciembre.

Sin embargo, las afirmaciones de los funcionarios polacos y alemanes no tenían nada que ver con la realidad. Fuentes rusas ya habían informado en noviembre que la refinería de petróleo más grande de Polonia, Orlen, había acordado con Transneft suministrar 3 millones de toneladas de petróleo el próximo año a través de Druzhba. El vicepresidente de la empresa rusa confirmó entonces que habían recibido las solicitudes de la parte polaca.

El 5 de diciembre entraron en vigor las sanciones de la UE, que prohibieron el suministro de petróleo ruso a la UE por mar. El embargo no se aplica al petróleo crudo, que se suministra a través del oleoducto Druzhba. (Agencia)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =