Alemania observa reducción de flujo de gas ruso

Berlín, 11 may (EFE).- El Gobierno alemán señaló hoy que observa “muy de cerca la situación” en torno a la reducción del flujo de gas ruso que transita por Ucrania hacia la Unión Europea (UE) y aseguró que el abastecimiento en Alemania está actualmente garantizado.

En una rueda de prensa ordinaria, la portavoz adjunta del Ministerio de Economía y Clima, Annika Einhorn, aseguró que el gobierno está atento a la evolución de los acontecimientos y que también el equipo de crisis del gas y los operadores de la red de transporte están supervisando ya la situación.

“Y es importante decir que la seguridad del suministro en Alemania sigue estando garantizada actualmente”, subrayó.

Se refirió asimismo al informe diario de la Agencia Federal de Redes, que asegura que “el suministro de gas en Alemania es estable” y “la seguridad del abastecimiento sigue estando garantizada”.

“La Agencia Federal de Redes observa al detalle los posibles efectos de la reducción de los tránsitos de gas por Ucrania para Alemania y Europa”, agrega el texto.

Precisa que los volúmenes de gas que llegan por Waidhaus a Alemania a través de Ucrania han bajado más de un 25 % respecto a ayer como consecuencia de la reducción de los tránsitos.

Agrega que estos volúmenes están siendo compensados actualmente por el aumento de flujos principalmente de Noruega y Holanda.

En lo que respecta a los precios al por mayor, la Agencia Federal de Redes señala que actualmente no se registra un aumento significativo.

Además, los niveles de llenado de los depósitos alemanes de almacenamiento de gas “aumentan constantemente” y actualmente son notablemente más elevados que en la primavera de 2015, 2017, 2018 y 2021.

Así, el nivel de llenado se sitúa actualmente en el 38,6 %, subrayó Einhorn.

Por otra parte, precisó que la mayor parte del gas que llega a Alemania procedente de Rusia lo hace a través del gasoducto Nord Stream, que constituye en este caso la principal vía de suministro.

Por lo tanto, el gas que fluye por el gasoducto afectado por los cortes no es el que abastece principalmente a Alemania, agregó.

Al mismo tiempo rechazó la idea de que Alemania pudiera recurrir al gasoducto Nord Stream 2, cuya certificación fue bloqueada por Berlín como respuesta al reconocimiento por parte de Moscú de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk.

“Después de la guerra de agresión rusa contra Ucrania, Nord Stream realmente ha muerto” y nadie piensa en recurrir a ese gasoducto como opción, aseguró.

La portavoz adjunta del Gobierno alemán, Christiane Hoffmann, señaló por su parte que en principio el ejecutivo “asume que se entregarán las cantidades acordadas”.