Biden perdona millones de préstamos estudiantiles; los críticos temen la inflación

WASHINGTON, Reuters, 24 ago – El presidente Joe Biden dijo el miércoles que el Gobierno de Estados Unidos condonará 10.000 dólares en préstamos estudiantiles a muchos universitarios agobiados por las deudas, lo que podría impulsar el apoyo a los demócratas en las elecciones legislativas de noviembre, pero también la inflación.

“Obtener un título universitario o un certificado debería dar a cada persona en Estados Unidos una ventaja para asegurarse un futuro brillante. Pero para demasiadas personas, la deuda de los préstamos estudiantiles ha obstaculizado su capacidad para alcanzar sus sueños, incluyendo la compra de una casa, la creación de un negocio o el mantenimiento de su familia”, dijo el secretario de Educación, Miguel Cardona, en un comunicado.

La Casa Blanca dijo que la “deuda acumulada de préstamos estudiantiles federales del país, que asciende a 1,6 billones de dólares y va en aumento para más de 45 millones de prestatarios, es una carga significativa para la clase media de Estados Unidos”.

Muchos demócratas habían presionado para que Biden perdonara hasta 50.000 dólares por prestatario, pero aplaudieron la medida.

Los republicanos, que buscan recuperar el control del Congreso en las elecciones de noviembre, argumentan que la medida ayudará de forma desproporcionada a las personas de mayores ingresos.

Los estadounidenses tienen una enorme deuda de 1,75 billones de dólares en préstamos estudiantiles, la mayor parte de ellos en manos del gobierno federal, resultado de unas tasas de matrícula universitaria sustancialmente más altas que en la mayoría de los países ricos.

¿Una medida contraproducente?

Para muchos se trata de una medida solidaria por parte del Gobierno, ya que Estados Unidos tiene tasas de matrícula universitaria sustancialmente más altas que la mayoría de países desarrollados. Sin embargo, hay quienes prevén un efecto secundario negativo.

Algunos economistas señalan que la cancelación de la deuda liberará cientos de miles de millones de dólares para nuevos gastos de consumo que podrían estar destinados a la compra de viviendas, lo que agregaría un nuevo giro a la lucha contra la inflación del país.

Recortar 10.000 en deuda federal por cada estudiante equivaldría a 321.000 millones de préstamos estudiantiles federales y eliminaría el saldo total para 11,8 millones de prestatarios, o el 31% de ellos, según muestra un estudio de la Reserva Federal de Nueva York.