Miami despierta tras el descanso y toma ventaja ante Boston

Paschall lidera victoria de EEUU sobre equipo del mundo; Bridges recibe premio de MVP

Los Celtics comenzaron marcando territorio, pero un espectacular parcial de 22-2 a favor de los Heat en el inicio del tercer cuarto, decantó la balanza del primer duelo en la final de la Conferencia Este

Con un espectacular parcial de 39-14 en el tercer cuarto, los Miami Heat, liderados por un fantástico Jimmy Butler, despertaron a tiempo este martes para vencer a los Boston Celtics en el primer partido de la final de la Conferencia Este (118-107).

Butler, uno de los jugadores más destacados de estos ‘play-offs’, encabezó la victoria de Miami de modo magistral con 41 puntos (12 de 19 en tiros, 17 de 18 desde la línea de personal), 9 rebotes, 5 asistencias, 4 robos y 3 tapones. De más a menos, los Celtics acusaron el desgaste de su semifinal ante los Milwaukee Bucks y tuvieron como máximo anotador a Jayson Tatum (29 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias y 4 robos).

Los dos equipos se presentaron al primer encuentro con importantes bajas. Los Celtics no pudieron contar con el dominicano Al Horford (protocolo de coronavirus) y Marcus Smart (esguince en el pie derecho) mientras que Kyle Lowry sigue de baja con los Heat (molestias en los isquiotibiales). Esta serie entre dos equipos muy físicos y centrados en la defensa dejó en el primer partido un fabuloso recital de tapones para ambos conjuntos.

BOSTON ASUSTA…

Los Heat no entraron con buen pie al partido. Siete tiros seguidos falló Miami en el arranque ante unos Celtics que, al principio, no dieron muestras de cansancio tras su extenuante serie ante los Bucks. Boston llegó a ganar de 9 puntos en el primer cuarto, gracias a la combinación exterior-interior de Tatum y Williams, pero Herro reactivó a Miami saliendo del banquillo y consiguió descifrar la exigente defensa de los Celtics (25-28).

Nesmith apenas había tenido hueco en la rotación de Boston, pero las ausencias le hicieron hueco hoy y se reivindicó nada más pisar la cancha con un taponazo sobre Martin. Los Celtics seguían controlando las transiciones y el ritmo, tanto que con Williams dominando la pintura sin rival y con Brown y Pritchard sumándose en ataque dieron un estirón a su ventaja (30-41 con 7.34 para el descanso).

Algo mustios y como si les faltara energía, los Heat temblaron además al ver cómo Tucker se iba lesionado, pero el veterano jugador pudo regresar sin problemas ya en el tercer cuarto.

Tatum se mostraba absolutamente imparable para los Celtics y se fue al vestuario con 21 puntos, pero una tardía reacción de los Heat, con Herro y Butler al mando de las operaciones, dejó el encuentro en un margen manejable al descanso (54-62). Los visitantes anotaron un 59 % de sus tiros en los dos primeros cuartos y metieron 42 de sus 62 puntos en la pintura.

… Y MIAMI RESPONDE

La historia cambió por completo en el tercer cuarto. Un contundente parcial de 10-1, con Butler y Adebayo aprovechándose de una sólida mejora defensiva de su equipo, le dio a los Heat la ventaja ante unos Celtics dormidos tras el descanso (64-63 con 9.02 por jugarse).

Mucho más agresivos y comprometidos con pelear cada balón, los Heat siguieron en esa faceta el ejemplo de un Tucker entregado a la causa y de un Adebayo que colocó dos fantásticos tapones a Williams y Brown.

Los Celtics no daban señales de vida y se les amontonaban las pérdidas de balón y los tiros fallados. Así, con dos canastas seguidas tras robo de Butler, los Heat coronaron un alucinante 22-2 para lograr su mayor diferencia hasta el momento (76-64 con 5.42 por jugarse).

Con evidentes signos de fatiga y de frustración tanto con los Heat como con los árbitros, los Celtics se derritieron en ese tercer cuarto (93-76 tras un parcial de 39-14) en el que solo metieron 2 de sus 15 tiros (0 de 7 en triples), perdieron 8 balones, y sufrieron los 17 puntos de un Butler sensacional y los 10 puntos de un Vincent también muy inspirado.

Con nada que rescatar de ese terrible tercer parcial, salvo un imponente tapón de Theis a Dedmon, Boston echó el resto en el comienzo del último cuarto con un 3-10 que les hizo albergar alguna esperanza (96-86 con 8.21 para el final). Sin embargo, Butler regresó a la pista tras unos minutos de descanso y cerró sin grandes problemas el triunfo de Miami. (EFE)