Los Heat jugarán la final del Este tras eliminar a los Sixers de Embiid

(EE.UU.), 12 may (EFE).- Los Miami Heat jugarán la final de la Conferencia Este después de que este jueves eliminaran a los Philadelphia 76ers (2-4) de un Joel Embiid que lo dio todo pese a sus problemas físicos y un James Harden muy decepcionante que no metió ni un solo punto en la segunda mitad (90-99).

Los Sixers debían ganar sí o sí este sexto partido en Filadelfia para no irse de vacaciones, pero se vinieron abajo en un tercer cuarto (15-25) en el que los Heat demostraron ser un equipo mucho más completo, trabajado y versátil.

Sensacional una noche más, Jimmy Butler encabezó a los Heat con 32 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias.

También destacó Max Strus (20 puntos, 11 rebotes y 5 asistencias) en unos Heat que metieron el 48,3 % de sus tiros y que aplastaron a los Sixers en la lucha por el rebote (49 por 35).

Joel Embiid (20 puntos y 12 rebotes) y Tyrese Maxey (20 puntos) fueron los mejores de unos Sixers en los que llamó la atención la dejadez de James Harden.

El gran fichaje de Filadelfia, que llegó a los Sixers con el objetivo claro de luchar por el anillo, cerró el partido decisivo del curso para su franquicia con 11 puntos (4 de 9 en tiros), 4 rebotes y 9 asistencias.

Lo más sorprendente y comentado tras el encuentro fue que Harden solo tiró dos veces a canasta -y falló ambos intentos- en los dos últimos cuartos.

Los Sixers cayeron por cuarta vez en los últimos cinco años en las semifinales de su conferencia, aunque esta vez puede ser aún más dolorosa ya que han desaprovechado el hasta ahora mejor curso en la carrera de Embiid.

El pívot camerunés se quedó muy cerca del MVP, que al final ganó por segunda vez seguida Nikola Jokic, y promedió en la temporada regular 30,6 puntos, 11,7 rebotes y 4,2 asistencias por encuentro.

Además de la eliminación, la noche dejó otra muy mala noticia para los Sixers con la lesión de Danny Green en la rodilla tras una feísima caída.

Por su parte, los Heat se medirán en la final del Este al ganador de la semifinal entre Milwaukee Bucks y Boston Celtics que dominan ahora los actuales campeones de la NBA por 3-2.

Miami ha llegado a la final de su conferencia dos veces en los últimos tres años y esta temporada busca resarcirse del anillo que perdió en la “burbuja” de 2020 ante Los Angeles Lakers de LeBron James.