La defensa de los Bucks congeló a los Celtics y los Warriors vencen a los Grizzlies

El Congreso de EEUU vuelve a permitir la compra de armas a enfermos mentales

Tras su paseo triunfal ante los Brooklyn Nets (4-0), los Boston Celtics se dieron de bruces con la férrea defensa de los Milwaukee Bucks, que ganaron este domingo con contundencia el primer partido de esta semifinal del Este (89-101).

Como se esperaba, Celtics y Bucks se midieron en una pelea muy física y exigente, de lucha inmensa por cada balón y con las defensas asfixiando a los ataques desde el primer minuto. Salieron victoriosos los Bucks, muy atléticos y totalmente concentrados para reducir a unos Celtics que se quedaron lejos de ese equipo rocoso e incansable que ha asombrado en la NBA esta temporada.

Giannis Antetokounmpo (triple-doble de 24 puntos, con 9 de 25 en tiros y 6 de 11 en tiros libres, 13 rebotes y 12 asistencias) fue junto a Jrue Holiday (25 puntos y 9 rebotes) el líder de unos Bucks muy trabajadores y en los que también destacaron en defensa guerrilleros como Brook López y Wes Matthews.

LA VICTORIA DE LOS WARRIORS

Jordan Poole (31 puntos, 8 rebotes y 9 asistencias) y Stephen Curry (24 puntos, 3 rebotes y 4 asistencias) fueron los máximos anotadores de los Warriors, aunque el jugador clave en el final fue Klay Thompson con un triple providencial a falta de 36 segundos.

Ja Morant (34 puntos, 9 rebotes y 10 asistencias) se quedó tan cerca del triple-doble como de ser el héroe de unos Grizzlies en los que también brilló Jaren Jackson Jr. (33 puntos, con 6 triples, y 10 rebotes).

Esta semifinal del Oeste llega con el atractivo de ver sobre la cancha a unos Warriors veteranos y curtidos en mil batallas (además de con tres anillos en la última década) frente a unos rebeldes e impetuosos Grizzlies que amenazan con poner la NBA patas arriba.