¡Por Júpiter! Descubren un nuevo y sorprendente gigante gaseoso

Un equipo internacional de científicos, entre los que se encuentran varios suizos, ha captado una imagen de un exoplaneta gaseoso gigante que orbita alrededor de dos soles, una configuración que hasta ahora los investigadores consideraban imposible.

El planeta fue descubierto en “b Centauri”, un sistema solar situado a unos 325 años luz de la Tierra. b Centauri está formado por dos estrellas, cada una de las cuales tiene una masa al menos seis veces superior a la de nuestro sol y es tres veces más caliente. Por su parte, “b Centauri b”, el gigante gaseoso recién descubierto, tiene una masa 10 veces superior a la de Júpiter y es uno de los mayores exoplanetas que se han encontrado.

También es una sorpresa. “Hasta ahora, se han descubierto relativamente pocos planetas alrededor de estrellas con más de dos masas solares [es decir, más del doble del tamaño de nuestro sol]”, afirma el profesor Sascha Quanz en un comunicado de prensa publicado por el grupo de investigación suizo PlanetS.

Estudios anteriores concluyeron que tal escenario se complicaría por la enorme atracción gravitatoria de los soles masivos, que absorben toda la materia disponible alrededor, además de emitir altas temperaturas que queman todo lo demás, explicó Quanz, jefe del Grupo de Exoplanetas y Habitabilidad de la Escuela Politécnica Fedreal de Zúrich ETH.

En el caso de “b Centauri b”, ese problema parece haberse resuelto gracias a una órbita extremadamente amplia: el exoplaneta gira alrededor de su par de soles a una distancia unas 100 veces mayor que la que existe entre Júpiter y el sol en nuestro sistema solar.

“Esa gran distancia de las dos estrellas centrales y la reducida irradiación asociada podrían haber sido la clave de la supervivencia del planeta”, comentó otro coautor del estudio, Lucio Mayer, de la Universidad de Zúrich. Mayer añadió, sin embargo, que aún no está claro cómo se formó el planeta en primer lugar.

Telescopios grandes

El descubrimiento, realizado con el llamado Very Large Telescope (VLT), operado por el Observatorio Europeo Austral (ESO) en el desierto de Atacama (Chile), ha “cambiado por completo el panorama de las estrellas masivas como anfitrionas de planetas”, señaló el autor principal del estudio, Markus Janson, de la Universidad de Estocolmo.

Los investigadores tienen la intención de continuar con observaciones más detalladas una vez que el telescopio extremadamente grande de la ESO (que, según se espera, proporcionará imágenes 16 veces más nítidas que las del Telescopio Espacial Hubble) esté en funcionamiento en la próxima década.

El estudio se publicó el miércoles en la revista científica Nature.

(swissinfo.ch)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 14 =