Descubren el corazón más antiguo con 380 millones de años

Un grupo de investigadores descubre un corazón de 380 millones de años, el más antiguo jamás encontrado, perteneciente a un antiguo pez con mandíbulas.

Junto con el corazón fosilizado del pez se ha encontrado también un estómago, un intestino y un hígado de esta especie de pez extinto en la región de Kimberley, situada en Australia Occidental.  

El nuevo descubrimiento indica que la posición de los órganos en el cuerpo de los artrópodos, una clase extinta de peces con mandíbula que floreció durante el periodo Devónico, hace 419,2 millones de años y 358,9 millones de años, es similar a la anatomía de los tiburones modernos, lo que ofrece nuevas y vitales pistas evolutivas.

La investigadora principal, la catedrática Kate Trinajstic, de la Escuela de Ciencias Moleculares y de la Vida de la Universidad de Curtin y del Museo de Australia Occidental, considera el descubrimiento como notable, dado que los tejidos blandos de las especies antiguas rara vez se conservaban y que era aún más raro encontrar una conservación en 3D.

“Como paleontólogo que ha estudiado los fósiles durante más de 20 años, me sorprendió encontrar un corazón en 3D y bellamente conservado en un ancestro de 380 millones de años”, ha dicho Trinajstic.

La experta ha detallado que estos antiguos fósiles sugieren que “hubo un salto mayor entre los vertebrados sin mandíbula y los que sí la tienen. Estos peces tenían literalmente el corazón en la boca y bajo las branquias, como los tiburones actuales”.

Ha agregado que el hígado de esta especie de pez era tan grande que permitía que se mantuviera flotante, al igual que los tiburones actuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − 3 =