La guerra en Ucrania se convirtió en una gigantesca batalla de artillería

La guerra en Ucrania continúa sin que se vea el final. Ambos bandos siguen presionando con fuerza, creyendo que pueden lograr sus objetivos.

Pero más de nueve meses de guerra están pasando factura.

Tanto el ejército ucraniano como el ruso han perdido decenas de miles de efectivos en los combates.

Los arsenales de ambos bandos también se han visto afectados.

Las reservas de artillería, en particular, se han ido agotando rápidamente, ya que los dos combatientes utilizan constantemente el fuego de largo alcance.

La artillería: ¿El rey de la batalla en Ucrania?

La artillería ha estado en el centro del conflicto en Ucrania.

Ambos bandos están utilizando profusamente el “Rey de la Batalla”, como el propio Napoleón -un oficial de artillería- había bautizado a la artillería.

Los militares rusos siguen disfrutando de una ventaja numérica: Las piezas de artillería rusas superan a sus adversarios ucranianos.

Durante el verano, cuando los combates en el Donbás eran encarnizados, los militares rusos lanzaban hasta 20.000 proyectiles de artillería cada día

Al mismo tiempo, los ucranianos sólo podían responder con unos 6.000.

En estos momentos, las fuerzas ucranianas están disparando entre 2.000 y 4.000 proyectiles diarios, pero los rusos siguen superándolos.

En cuanto a la ayuda militar, Estados Unidos ha sido el país que más ha apoyado a los ucranianos, habiendo donado más de 20.000 millones de dólares en ayuda de seguridad desde que comenzó el conflicto el 24 de febrero.

Una buena parte de la ayuda de seguridad que el Pentágono ha enviado a Ucrania es artillería.

El ejército estadounidense ha enviado cerca de 190 obuses remolcados de 155 mm y 105 mm a Ucrania. Además, Estados Unidos ha enviado o se ha comprometido a enviar 38 sistemas de cohetes de artillería de alta movilidad M142 (Himars).

Combinados, estos sistemas de armas han sido fundamentales en las contraofensivas ucranianas en el este y el sur, que han hecho retroceder a las fuerzas rusas y han liberado cientos de kilómetros cuadrados de territorio.

Las piezas de artillería occidentales son de una calidad muy superior a los sistemas de armas de fabricación soviética que el ejército ucraniano utilizaba antes de que comenzara la guerra. De forma lenta pero constante, las fuerzas ucranianas han ido retirando sus sistemas de armas más antiguos y los están sustituyendo por otros de la OTAN.

Sin embargo, ese proceso aún está en marcha y requiere un delicado equilibrio. Un arsenal estandarizado que utilice sistemas de armas del mismo o similar calibre facilita mucho su mantenimiento y reparación. Las tropas de suministro sólo tienen que llevar un tipo de calibre al frente en lugar de varios diferentes.

ARTILLERÍA QUE NECESITA SER REPARADA

Según un informe del New York Times, que cita a funcionarios de defensa estadounidenses, aproximadamente un tercio de los cerca de 350 obuses de 105 mm, 152 mm y 155 mm entregados por Occidente a Ucrania están fuera de servicio en cualquier momento. Los ucranianos han hecho un buen trabajo con sus piezas de artillería.

Pero el uso ininterrumpido está creando algunos problemas, ya que muchas de las piezas de artillería necesitan un mantenimiento urgente, especialmente el cambio del cañón.

A diferencia de otros mantenimientos urgentes, como el cambio de orugas de un tanque, el proceso de cambio de un cañón de artillería requiere maquinaria especial y no puede ser realizado en el campo por las tropas.

Por ello, los ucranianos tienen que enviar sus piezas de artillería a Polonia, donde el Mando Europeo de los Estados Unidos (EUCOM) ha establecido una instalación de mantenimiento de avanzada que se ocupa de cualquier pieza de artillería que necesite ser arreglada.

Fuente: 19fortyfive

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cinco =