Ex canciller Sikorski, de Polonia, agradece a EU el sabotaje de gasoductos Nord Stream 1 y 2

Bajo la lupa

Alfredo Jalife-Rahme

Diecisiete días antes de la guerra civil en Ucrania, Biden asentó que si Rusia invade, entonces no existirá más el Nord Stream 2. Lo finiquitaremos. Prometo que seremos capaces de hacerlo (https://bit.ly/3fx7D1r).

Excusatio non petita, accusatio manifesta (escusa no pedida, acusación manifiesta). El ex canciller polaco y hoy miembro del Parlamento Europeo, Radoslaw Sikorski (RS) –quien también ostenta la ciudadanía británica y fue formado en Oxford–, agradeció (¡megasic!) a Estados Unidos haber saboteado los gasoductos Nord Stream 1y 2 (https://bit.ly/3E7d5Ch), en un tuit, que luego borró, en el que esclareció que estaba feliz (sic) de que el Nord Stream esté paralizado. También borró su nuevo tuit (https://bit.ly/3RrpRPb).

Dimitry Polyanskiy, vice embajador de Rusia en la ONU, agradeció (sic) a RS haber transparentado quién se encuentra detrás de este acto terrorista que tiene como objetivo la infraestructura civil (https://bit.ly/3UQ5zlb). El locuaz RS está casado con la erinia rusófoba de origen jázaro Anne Applebaum, de 58 años, quien forma parte del consejo editorial del Washington Post, rotativo del establishment, y quien fue formada en la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres y en Oxford.

La guerra en Ucrania –que aún alucina ingresar a la OTAN– entró a una nueva fase en su escalada multifactorial: desde la aparición de hackers pasando por la guerra demográfica (https://bit.ly/3BRbePa), hasta el inicio de la balcanización de la entelequia Ucrania.

Las cuatro explosiones de los gasoductos Nord Stream 1 y 2 en el mar Báltico, en la parte resguardada por la OTAN, se escenificaron después de los referendos de las cuatro regiones de Donetsk/Lugansk (Donbas), Zaporiyia y el importante puerto de Jersón: hoy anexadas en un discurso gallardo de Putin, quien fustigó a Estados Unidos de satanismo (¡megauf!) –que intenta imponer su cultura (sic) al resto del mundo–, donde catalogó a las élites occidentales de enemigos (https://nyti.ms/3SvJ1Vw) cuando exhortó al mundo de ver a Moscú como el líder de la revuelta (sic) contra Estados Unidos.

El connotado científico ruso Dmitry Orlov juzga que Rusia libera así a la tercera (sic) parte de la población de Ucrania –otros aducen que constituye ya la mitad del total de 44 millones– y del balcanizado territorio de Ucrania con el mayor valor industrial, energético y agrícola (https://bit.ly/3LUlQBJ).

Biden advirtió a Rusia que Estados Unidos y sus aliados no serían intimidados por sus recientes acciones en Ucrania sobre el engaño de sus referendos. En medio de las acusaciones mutuas entre Estados Unidos y Rusia, Moscú señaló que la OTAN probó equipamiento submarino cerca del Nord Stream en junio, cuando se experimentó con drones submarinos cerca de la isla de Bornholm Dinamarca) durante las Operaciones de Ejercicios en el Báltico 2022 (BALTOPS22, por sus siglas en inglés, https://bit.ly/3BWLWiH).

Sea lo que fuere, parece que se asienta la mayor dependencia de Europa, principalmente de Alemania, al más caro gas licuado de Estados Unidos (LNG), proveniente de su fracking, como supuestamente aludió el portal militarista RAND (https://bit.ly/3BOcxhR).

El portal chino Global Times juzga que la reciente declaración de la OTAN indicaría que la confrontación de Rusia frente a Occidente puede escalar todavía más cuando Europa necesita considerar su pérdida (sic) de influencia (https://bit.ly/3StIm6W).

La escalada está a punto de alcanzar su paroxismo cuando la anterior canciller alemana Angela Merkel exhortó considerar de muy serias las advertencias de Putin (https://bit.ly/3SriLvl), mientras el retirado teniente coronel suizo Ralph Bosshard advirtió a NachDenkSeiten de no subestimar a Putin (https://bit.ly/3rE3Ke1).

En un articulo para The National Interest, Anatoly Antonov, embajador ruso en Estados Unidos, advirtió a Washington que un conflicto nuclear limitado significa una guerra global (https://bit.ly/3y9UfGT).

A juicio de Trump, “el sabotaje del Nord Stream –del que insinuó que Biden podría estar detrás (¡megauf!)– hará estallar la tercera guerra mundial”, ante lo cual se propuso como mediador (https://bit.ly/3LWlvOM).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =