Escenarios a combatir en 2023 en materia educativa en R.D.

BITÁCORA

Por Renzo Delgado

Primer escenario.

Queremos resultados distinto, aun sabiendo que estamos haciendo lo mismo. Para muchas personas que creen que el dinero puede hacer la diferencia en educación, los aprendizajes no han mejorado. A pesar de que el presupuesto asignado a educación desde el 2013 ha ido en aumento, vamos en picada y sin posibilidad de cambiar. El informe PISA 20018, presentado por la institución EDUCA. Lo confirma:

El 80% de los estudiantes de 15 años que asisten a centros públicos o privados de la República Dominicana no logra superar el nivel 2, umbral mínimo de competencia esperado para la lectura. Es decir, sólo son capaces de entender el significado literal de una oración o pasaje corto de un texto. Apenas reconocen el tema principal sobre el cual versa el escrito, así como de identificar el propósito del autor. Los estudiantes son capaces de hacer conexiones simples con partes complementarias de la historia o información previa, pero no más allá.

En matemáticas y otras ciencias, el desempeño del país no muestra variaciones significativas respecto a 2015. Por segunda ocasión consecutiva, los estudiantes dominicanos quedaron en el último lugar en estas disciplinas respecto de sus pares de los 79 países o regiones que participaron en PISA.

Los estudiantes dominicanos siguen sin comprender el mundo de las matemáticas. Alrededor del 90% de los estudiantes no alcanza el umbral mínimo de competencias del nivel 2. Peor aún, en torno al 78% se ubica por debajo del nivel 1. En otras palabras, no poseen las competencias para resolver problemas en los cuales toda la información relevante está dada, las preguntas son claras y están sencillamente formuladas. De igual manera, los jóvenes de 15 años no demuestran habilidades para identificar información y llevar adelante una rutina de procedimiento para resolver el problema planteado.

Segundo Escenario

La República Dominicana en el 2015, tenía una población comprendida entre 15 y 34 años, que ascendía a 3, 430,901 personas, jóvenes por demás, quienes representan un total del 34 %. En ese momento, las hembras llevan ventaja numeraria sobre los hombres, 1,716, 644 contra 1,714, 257, respectivamente. Del mismo modo, existe en el país una situación donde los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, cuyas edades oscilan entre 15 y 19 años, han quedado embarazadas 13, 000, y de ellas han abortado 1, 611.

Como vemos, el cuadro no es halagüeño.

Hay una alta incidencia de atracos y jóvenes involucrado en éstos, sin importar la hora del día o la noche, individuos de diferentes edades (18-40) en veloces motocicletas (de diferentes marcas y cilindrajes 100-115-135cc.)

Las causas que dan pie al origen e incremento de la delincuencia en la sociedad dominicana son muchas y posiblemente varíen de acuerdo al entorno sociocultural y psicológico en que vivimos. Siempre serán un común denominador en esta problemática; la pobreza, falta de educación, la falta de oportunidad, el desempleo, la desintegración familiar, la corrupción estatal, y los nuevos hábitos de consumos, creados por la publicidad y la penetración cultural.

En República Dominicana , más de 800 mil jóvenes dominicanos ni trabajan ni estudian. Son los denominados Ninis. Se sitúan entre las edades comprendidas entre 15 y 24 años. Más aun, el Banco Mundial expresa que el 34% de los jóvenes son Ninis.

Un estudio realizado por la Procuraduría General de la República y la Universidad Iberoamericana en 2014, denominado “Auto-Percepción de Factores Causales de la Delincuencia en Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal en la República Dominicana”, determinó que la falta de empleo, un sistema educativo poco inclusivo y carencia de oportunidades de desarrollo para los adolescentes, son algunos de los factores de riesgo asociados a la delincuencia juvenil en el país.

También el estudio arroja la información que la mayoría de los adolescentes recluidos en centros correccionales involucrados en robos y atracos, cometieron las violaciones para vender los artículos robados y adquirir alcohol y drogas. Sólo una minoría de los 243 encuestados afirmó que usaba lo robado para satisfacer necesidades básicas.

Los dos escenarios anteriores se pueden resolver desde el campo educativo.

Tercer escenario.

Los empresarios se quejan del bajo desempeño en el trabajo que logran los que alcanzan a insertarse como colaboradores y que la mayoría de los puestos son inalcanzables en cuanto a la preparación de los que buscan trabajos, es decir, no tienen competencia para el trabajo. No hay cama para tanta gente, que está muy poco preparada o nada preparada.

No saben calcular a pesar de que tienen poderosas computadoras manuales que usan para el chateo, recoger imágenes estáticas o dinámicas.

No tienen capacidad de abstracción, reflexión o criticidad. Muchos de ellos no son auto regulables para tomar la decisión de hacerse un camino con el trabajo.

Cuarto escenario.

Los barrios han llegado a ser la fiebre en donde el termómetro del baile, de la borrachera, y del desorden social se organizan fiestas, donde la familia es trastocada con música estridente. La cultura dominicana no tiene identidad; ha sido violada por el falo de la globalización que sólo pide goce, desfachatez, insensatez y menudencias como: ¨Búscate lo tuyo¨, ¨El Efet¨, ¨Va roncá¨, ¨Tú supiste, y ¨Por  ahí María se va¨.

Los dos escenarios anteriores pueden resolverse desde lo educativo también.

Mi humilde sugerencia:

Autoridades: siembren los barrios de las provincias de politécnicos regidos por INFOTEP, que tendrá el compromiso de cambiar la vida de los jóvenes, de muchos, de los que quieran, y los que se resisten incentivémoslos con Bono- Enseñanza, donde al terminar se le preste dinero para que emprendan. Si no ninguno de los escenarios planteados se reducirá. Apostando a la educación simple en una sociedad compleja como la que se ha convertido la Republica Dominicana no podremos cambiar.

Ampliemos nuestro sistema educativo, inclinemos la balanza hacia la educación técnica, donde concomitantemente con esto se enseñe educación sexual, educación musical, civismo; y que se hagan frecuentemente exposiciones sobre las drogas y el emprendurismo.

Referencias

-EDUCA. Informe PISA 2018: República Dominicana puede y debe rendir más. El Caribe. 12 de diciembre, 2022.

-Estrategia para la Enseñanza y Formación Técnica y Profesional (EFTP) (2016-2021), UNESCO, 2016, Paris, Francia.

-La enseñanza y Formación técnico profesional en América Latina y El Caribe, Una perspectiva regional hacia 2030.UNESCO. – Ministerio de Salud Pública, Informe 2015.

-Mejía, Odalis. EL 34 % de la población de RD tiene entre 15 a 34 años; país debe aprovechar bono demográfico. Hoy, 24 agosto, 2015.

-Oficina Nacional de Estadística, ONE. Informe 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 9 =