Elon Musk participa en la guerra ‎en Ucrania

Las Fuerzas Aeroespaciales rusas explican cómo responderían a EEUU en el espacio

Por Manlio Dinucci

Elon Musk, actualmente el individuo más rico del mundo, no es un simple técnico ‎ni un simple comerciante. Está desempeñando un papel fundamental en la dominación ‎militar de Estados Unidos.

Elon Musk, el hombre más rico del mundo, cuya ya enorme fortuna se multiplicó casi por 10 ‎durante los 2 años de pandemia, ofreció 44 000 millones de dólares para comprar Twitter, ‎afirmando que quiere convertir esa “red social” en «plataforma para la libertad de palabra en el ‎mundo entero». El mismo Elon Musk es el dueño de SpaceX, una empresa de actividad ‎aeroespacial que tiene su sede en California. ‎

SpaceX construye cohetes y satélites para Starlink, un sistema de internet satelital cuyo objetivo es ‎cubrir el mundo entero. SpaceX, que hasta ahora ha puesto en órbita 2 500 satélites mediante el ‎lanzamiento de cohetes capaces de transportar 50 satélites cada uno, tiene programado poner en órbita baja un total de 42 000 satélites, que ocuparían el 80% de ese espacio. ‎

Presentado como un sistema satelital “comercial”, Starlink en realidad tiene importantes ‎aplicaciones militares ya que los satélites desplegados en órbita baja permiten transmitir las señales a ‎mucha más velocidad que los satélites desplegados en órbita geoestacionaria al nivel del Ecuador. ‎

El ejército y la fuerza aérea de Estados Unidos están financiando y poniendo a prueba Starlink ‎para utilizar sus capacidades con fines militares. Por ejemplo, en marzo pasado, la US Air Force ‎anunció que los aviones estadounidenses de combate F-35, capaces de transportar armamento ‎convencional y armas nucleares, habían realizado la transmisión de datos a velocidades 30 veces ‎más rápidas que las conexiones habituales utilizando los satélites de Starlink.‎

En este momento, los satélites Starlink de SpaceX ya están siendo utilizados por el ejército ‎ucraniano para guiar drones, proyectiles de artillería y misiles contra las posiciones rusas. Así lo ha ‎confirmado el general Dickinson, jefe del Mando Espacial de Estados Unidos. Ese general declaró ‎en el Senado estadounidense que «Starlink, de Elon Musk, está demostrando en Ucrania lo que ‎pueden hacer las megaconstelaciones de satélites». ‎

SpaceX, también de Elon Musk, es parte del grupo de más de 10 operadores comerciales de ‎satélites, que trabajan con el Mando Espacial de Estados Unidos en la base espacial militar de ‎Vanderberg, situada… en California. ‎