El daño de Hollywood

Nueva York abrirá sus cines el 5 de marzo por primera vez durante la pandemia

Jesús Antonio Fernández

No nos deja de sorprender como día a día aparecen más personas que tratan de tomarse literalmente hablando la justicia por su mano al mas puro estilo de Hollywood.

Este fue un icono del entretenimiento, pero parece que mientras la gente comía palomitas en su butaca y se relajaba viendo las películas estas se las tomaba muy en serio sin discernir entre la realidad del día a día y la ficción a la que estaba sometido por su espacio de relax y a lo que accedía pagando algunas monedas en cualquier lugar del mundo.

Sin embargo , estos films han hecho mucho daño en la psiquis humana ya que no hay un mundo educado en una orientación de vida y de coherencia y lo que era ficción y diversión sin más se convirtió en la mas pura realidad.

Personas que sin esperar a los servicios de seguridad, a las autoridades de su país, a los cuerpos de seguridad del estado no dudan en tomarse por su parte “su propia justicia” al mejor estilo peliculero o justiciero. Los ataques contra otras personas es algo que se vive hoy en nuestras sociedades como si el atacante fuera un juez o se autodenomina a si mismo policía de la ciudad o de su localidad.

Estos hechos son delitos punibles y deberían ser rechazados y no silenciados por cualquier persona que se precie civilizada. Estas personas de la industria cinematográfica o de estas super series interminables en la vida real no son más que actores y nada más , no hacen nada constructivo, no salvan vidas, no crean alternativas sociales en un mundo como el de hoy que se deshumaniza día a día y esto debería de estar claro, cristalino en la mente de la gente pero parece que así no es.

Cada día nos encontramos a más descerebrados que al más puro estilo de Clint Eastwood quieren ser ellos los justicieros. Este artículo debería de ser motivo sin más de una reflexión para que observáramos los modelos de papel y barro que hemos creado alrededor nuestro.