EDUCACIÓN Y DESARROLLO: ¿Está la educación inicial olvidada?

Renzo Delgado

El Gobierno dominicano, a través del Ministerio de Educación (Minerd), lanzará en la semana comprendida de 28 de noviembre al 3 de diciembre 2022, una licitación para la construcción de mil aulas o módulos enfocados en niños de 3 a 5 años, un proyecto que busca fortalecer la educación en la primera infancia o nivel inicial.

La noticia es halagüeña considerando que el nivel inicial se encarga de propiciar la formación integral de los niños y las niñas al promover el desarrollo de las competencias fundamentales y el despliegue de sus capacidades cognoscitivas, de lenguaje, físico-motrices y socioemocionales.

Es en el nivel inicial donde se sientan las bases para el desarrollo integral de los niños y niñas, viéndose reflejadas la asistencia o no a este nivel, en las maneras de desenvolverse académicamente, tanto en su motricidad fina y gruesa, como en el razonamiento lógico y la resolución de problemas. Pero nos falta la otra parte que pudiese ayudar a mejorar el nivel inicial, la preparación de los docentes.

La Ley General de educación sancionada en 1997, la Ordenanza Nº 03 de 2013 y la Ordenanza Nº 1 de 2015, expedidas por el Consejo Nacional de Educación, diferencian dos ciclos educativos destinados a los niños y niñas de 0 a 5 años. El primer ciclo abarca a los niños y niñas de 0 a 3 años. Está compuesto por tres grados: maternal (desde los 45 días hasta los 11 meses), infantes (1 año) y párvulos (2 años).

El segundo ciclo abarca a los niños y niñas de 3 a 5 años. Está compuesto por tres grados: prekínder (3 años), kínder (4 años) y preprimario (5 años).

La carrera de educación inicial es relativamente joven en las universidades dominicanas. En la década de los ochenta es cuando surge la licenciatura de educación preescolar y primaria en la UASD y Postgrado en Educación Inicial en Intec. Actualmente una veintena de universidades la presentan como ofertas al estudiantado que inicia estudios superiores. Desde entonces, la educación inicial en esta década, los ochenta, sienta las bases en cuanto a la cobertura y la mejora de calidad.

Es en el 1993 cuando se inicia la elaboración de un nuevo currículo para la educación inicial con la participación del sector privado. En el 1998 es cuando el Departamento de Educación Inicial se convierte en la Dirección General de Educación Inicial según orden departamental 6-98 artículo 7 acápite A.

A partir de la década de los noventa la educación inicial se convierte en el primer nivel del sistema educativo. La ley 66-97 así lo reconoce.

El nivel inicial impartido de la manera correcta, respetando cada una de las dimensiones de los niños y niñas conducirá a una mayor probabilidad de superar sus retos académicos: la escolaridad primordial para el desarrollo integral de los niños y niñas en los planos cognitivo, socio-afectivo, de lenguaje y comunicativo, mediante el estímulo de las distintas formas de expresión que constituyen al individuo y lo configuran como persona.

La etapa que cubre el nivel inicial es en la que los infantes poseen la mayor capacidad de absorción de los aprendizajes gracias a la capacidad que posee el cerebro de ser

moldeado, reestructurado, configurado y educado, dotando al estudiante, en estas edades tempranas, de la habilidad de aprender a partir de la experiencia e interacción con los elementos y sujetos del entorno en el que se desenvuelve.

Todo lo anterior nos motiva a decir que la docencia para el nivel inicial es donde se sientan las bases para que los adolescentes y jóvenes egresados de los niveles más arriba de la inicial tengan un desempeño no sólo en lo académico, sino también en los aspectos relativos a la socialización humanista.

Para el ministro, fueron 70 semanas sin atención educativa en ese nivel, lo que a su juicio afectó el futuro de los infantes posterior a la pandemia, pero ante la presentación de la licitación de las mil aulas para la atención a los niños, ante ese digno acontecimiento, nos motivamos a preguntar:

¿Cuándo se profundizarán las mejoras en la formación de profesores en el nivel inicial? ¿Está la educación inicial olvidada en los pensum de las universidades?

¿El perfil de egreso de los licenciados es el adecuado?

¿También ha de bajarse los estándares para que el perfil de ingreso de los futuros licenciados sea apetecible para que los mismos estudien con becas?

Juguemos a hacernos los graciosos, pero no juguemos con la educación inicial, si no habremos perdido los cuantiosos recursos volcados en esa área y no serían 70 semanas, sino que habremos perdido toda una generación.

Referencias:

-Hernández C., Mechy, Educación Temprana, Antecedentes, desarrollo y Perspectiva.

-Ministerio de Educación de la República Dominicana (2016). Diseño Curricular del Nivel Inicial. Santo Domingo, República Dominica.

-Peguero G., Ruth (2020), Relevancia de la educación inicial para un desarrollo integral.

-Revista de Investigación y Evaluación educativa. Vol. 7. Núm. 2, agosto 2020-enero 2021.

-Rivadeneira, M. y Rolla, A. (2006) ¿Por qué es importante y cómo es una educación preescolar de calidad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 7 =