Ecuador: desplome del globalismo neoliberal del banquero Lasso con su mafia albanesa

Bajo la lupa

Alfredo Jalife-Rahme

El motivo benigno del juicio político de la Asamblea al banquero tiktokero Guillermo Lasso (GL) se debe al delito de peculado con la estatal petrolera Flopec y la transportadora Amazonas Tankers, cuando lo más grave son sus lazos con la mafia albanesa que financió su campaña política (https://bit.ly/45dW9VP).

A unos días de ser defenestrado, el tramposo GL optó por el escapismo judicial de la muerte cruzada: la disolución de la Asamblea –que, por cierto, no supo hacer su homólogo peruano Pedro Castillo– para llamar a nuevas elecciones.

El pasado y presente de GL son megahediondos, según la impactante investigación de 10 periodistas de La Posta (https://bit.ly/41WUukO), no se diga el demoledor libro censurado Feriado Bancario 2.0: Offshore, mafia, droga y muerte, del valiente Luis Torres.

GL rebasa su putrefacción desde su implicación en los Pandora Papers, donde manipuló sus depósitos entre Panamá y Dakota del Sur (https://bit.ly/3IqUC54). Cuando fueron revelados sus lazos entre un capo de la mafia albanesa y su influyente cuñado Danilo Carrera (https://bit.ly/41SwNdl), fue asesinado Rubén Chérrez, íntimo del cuñado de Lasso y socio de la mafia albanesa (https://bit.ly/3ojtb6q).

La BBC desglosa a la mafia albanesa y su conexión desde los Balcanes con Ecuador, Perú, Colombia y México (¡megasic!), sin contar sus clanes en Europa (https://bbc.in/3MlMGDt).

El globalismo neoliberal ha desfigurado a Ecuador desde las hijas del renegado expresidente Lenin Moreno –quien entregó en forma ignominiosa a Gran Bretaña a Julian Assange y traicionó a su mentor Rafael Correa– con el escandaloso lavado de sus hijas en los Ina Papers (https://bit.ly/2v1afKo).

Los lazos de Lasso son crapulosos. El banquero de Guayaquil GL es miembro del fétido Instituto Atlántico de Gobierno (https://bit.ly/3WoAczf) que preside el blanqueador fiscalista José María Aznar López (https://bit.ly/3MIX6yn), mandamás del fondo buitre Cerberus (https://bit.ly/3Wn5xCo) y cómplice de la dupla Bush/Blair en la guerra contra Irak (https://bit.ly/41VY0f2).

Son miembros del hediondo IAG el Jázaro (https://amzn.to/2MR0PfM) Enrique Krauze (EK), Zedillo, Felipe Calderón, Alfonso Romo y otros empresarios ibéricos como el de Iberdrola (https://bit.ly/3Mv2GTM).

Por cierto, EK, quien es un conspirador congénito contra el gobierno de López Obrador (v.gr. la fétida Operación Berlín; https://bit.ly/45kj8yL), es miembro de organizaciones fascistas de Estados Unidos como The Committee on the Present Danger y alabó en forma grotesca la democracia –término que no entiende– de su socio GL (https://bit.ly/45dSQhn). ¿La putrefacta IAG sirve para lavar a la mafia albanesa y a otros carteles?

Infobae, portavoz oficioso del Mossad y el Comando Sur, señala que el riesgo país –que evalúa la capacidad para pagar su deuda externa– se disparó 59 por ciento del nivel del día anterior a la disolución de la Asamblea. Ya desde finales de marzo el riesgo-país de Ecuador lo colocó al peor tercer nivel de Latinoamérica después de Venezuela y Argentina, sin contar el retroceso de 6 por ciento de los bonos ecuatorianos en dólares con vencimiento en 2030 y que ha periclitado hasta 48.20 dólares (https://bit.ly/3WrIAyg).

El casi defenestrado banquero/globalista neoliberal, de 67 años, declaró que no tenía intenciones de volver a contender por la presidencia, que seguramente perdería ante el intenso repudio popular (https://wapo.st/42Za3tG).

En una entrevista a RT aduje que GL no ha garantizado estabilidad ni seguridad a los ecuatorianos (https://bit.ly/3OlVP1n) a tal grado, después de haber decretado el estado de excepción (https://bit.ly/3WkhokX), que !catapultó los homicidios de Ecuador a niveles mayores que Colombia y México! (https://econ.st/3Wl1OWe).

El tiktokero banquero globalista GL dejará un país hecho añicos en medio de la inseguridad civil y la incertidumbre financiera en un país dolarizado. A GL no lo salvó el tiktok que lo encumbró a la presidencia en forma anómala. El tiktok no garantiza la gobernabilidad.

alfredojalife.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =