Pippen sobre LeBron: “No es ni lo que fue Kobe como jugador”

El eterno ’33’ de Chicago fue preguntado por la eterna comparación LeBron-Jordan

CHARLOTTE.- Como a quien le preguntan si quiere más a Mamá o a Papá y responde que a ninguno de los dos, que se queda con el perro de la familia. Scottie Pippen protagonizó recientemente una de las declaraciones de la semana al asegurar que no solo no cree que LeBron James sea comparable a Michael Jordan como el mejor de la historia, sino que tampoco le ve superior —sobreentendemos que solo en ciertas facetas— a otro ente sacra como Kobe Bryant.

Cuando miro a LeBron no veo lo que fue Michael como jugador. No es ni siquiera lo que fuera Kobe Bryant”, pudo declarar el eterno ’33’ de los Chicago Bulls en palabras a The First Take, de ESPN, con motivo de la celebración del All-Star en Charlotte.

“Así que cuando se habla de intentar comparar el instinto de Michael, su habilidad para hacerse con los partidos, su habilidad para querer tener el último tiro… LeBron no tiene ese gen. No está en él”, podía apostillar Scottie Pippen.

“When I look at LeBron, he’s not what Michael (Jordan) was as a player. He’s not even what Kobe Bryant was as a player.”

No es la primera vez que el bueno de Pippen corta el paso a una supuesta candidatura de James como el mejor de siempre. Hace algún tiempo, el propio LeBron sugirió que él mismo sí se consideraba como el mejor jugador de siempre en su show, More than an Athlete, a lo que Pippen respondió que de ninguna de las maneras aquello podía considerarse realista.

Qué iba a decir Pippen, fiel escudero del mejor Michael Jordan en uno de los equipos más punteros que ha visto el baloncesto de cualquier época. No es esto una crítica al siempre fornido alero de Chicago y el Dream Team, solo una reflexión de que sus declaraciones son lógicas, aunque puede que sí un poco desfiguradas por su nexo con los Bulls del Threepeat. No es del todo justo Pippen en su argumento de que James no alberga un gen ganador entre sus corrientes sanguíneas. El resto, claro está, es fuertemente opinable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *