Excandidata presidencial de EEUU cuestiona el repentino apego de Trump por los venezolanos

 La candidata a la presidencia de EEUU por el Partido Verde en 2012 y 2016, Jill Stein, puso en duda que el actual mandatario estadounidense, Donald Trump, busque realmente asistir al pueblo de Venezuela con su “artimaña” humanitaria.

“¿Acaso creen que el mismo Trump que permitió que murieran miles de puertorriqueños, el mismo Trump que permite que separen las familias de latinoamericanos en nuestra frontera y que enjaulen a sus niños, de repente tanto se preocupa por el pueblo de Venezuela que está dispuesto incluso a INVADIRLA para que acepte la ayuda humanitaria?”, interrogó la política y activista en su cuenta de Twitter.

Según Stein, “mientras los medios principales informan incesantemente sobre la artimaña de la ‘ayuda a Venezuela’ de Trump, casi nadie dice que la ‘ayuda’ de EEUU ya está llegando, por ejemplo los fusiles de asalto introducidos de contrabando de Miami para armar a la oposición de derecha financiada por EEUU y dirigida ahora por (Juan) Guaidó”, escribió Stein al adjuntar un artículo al respecto del portal democracynow.org.

“Venezuela entra en una fase peligrosa. La pandilla de Trump está decidida a apoderarse de su petróleo, cueste lo que cueste”, alertó.Venezuela atraviesa una crisis que se agravó el 23 de enero, después de que el jefe de la opositora Asamblea Nacional (Parlamento unicameral, en desacato desde 2016), Juan Guaidó, se autoproclamara “presidente encargado” del país.

Inmediatamente fue reconocido por EEUU, 11 de los 14 países integrantes del Grupo de Lima y la mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea, con algunas excepciones como Italia.Bolivia, así como Rusia, China, Cuba, Irán, Turquía y otros países, reafirmaron su respaldo al actual Gobierno venezolano.

Por su parte el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien asumió el segundo mandato el 10 de enero, calificó la declaración de Guaidó como un intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

El 7 de febrero llegaron a la fronteriza con Venezuela ciudad colombiana de Cúcuta los primeros camiones con ayuda humanitaria estadounidense, solicitada por el opositor Guaidó.

El presidente Maduro, sin embargo, declaró que Venezuela no necesita ayuda humanitaria, al enfatizar que los venezolanos no son “mendigos de nadie” y aseguró que el 2019 será el año de la recuperación económica de Venezuela, que se encamina a “vencer el dólar criminal y la hiperinflación” que afronta a causa de la guerra económica impulsada por EEUU.

Maduro denunció asimismo que la “‘ayuda humanitaria’ es un show para humillarnos y pretende justificar una agresión militar”.

“Si quieren ayudar, que cesen el bloqueo, la persecución y la agresión contra Venezuela”, expresó el mandatario venezolano.

Sputnik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *