Investigan fraude tributario de 1,500 millones de pesos en Higüey

HIGUEY.- La Fiscalía de Higüey admitió la querella contra el gerente financiero y el comisario de los hoteles Vik Arena Blanca y Vik Cayena Beach que operan Bávaro, por abuso de confianza, lavado de activos, defraudación tributaria y asociación de malhechores, interpuesta por una accionista.

Según una nota de prensa enviada a este medio, la persecución inició con la querella de la compañía Berlina, S.R.L., accionista del Hotel Ab Beach Resort, S. A. e Inversiones P.C.&C., S. A., contra Jacques Van Schaardenburg y el contable Diómedes Amenhotep Ruíz Matos, sustentada en 28 pruebas que avalan la distracción de ingresos de los hoteles entre 2007 y 2016, a través de dos compañías panameñas off shore, que no tributan ni están registradas.

La Dirección General de Impuestos Internos (DGII) y la Procuraduría Especializada contra el Lavado de Activos han sido llamadas a participar por el ministerio público en investigaciones paralelas, al comprobar la existencia de “un doble registro de los libros de contabilidad y de los registros financieros” y de elementos suficientes que establecen la comisión de abuso de confianza y distracción del dinero que administraron.

“La distracción de más de 1,500 millones de pesos se comprueba al comparar los informes del gerente financiero a la dirección de los hoteles Vik con los presentados a la Dirección General de Impuestos Internos y a los demás accionistas, que reflejaban pérdidas millonarias a pesar de los hoteles tener una ocupación sobre el 90% en las 490 habitaciones del complejo” declaró José Manuel Hernández Peguero, gerente y abogado de Berlina, S.R.L, agrega la nota.

Desde el 2007, los hoteles son administrados por la señora Bárbara Espárrago, viuda de un hermano de Alexander Vik, propietario de la sociedad Delagoa Bay Agency Company, constituida en Islas Caimán, accionista mayoritario de las sociedades dominicanas propietarias de los hoteles Vik Arena Blanca y Vik Cayena Beach.

Una compañía de Alexander Vik, billonario mundial número 2124 según la lista de la revista Forbes, fue condenada en 2013 por la Corte Real de Justicia de Londres a pagarle al Deutsche Bank 235 millones de dólares, dice la nota.

Este caso se suma al ocurrido la semana pasada, cuando la Dirección General de Impuestos Internos acusó al Grupo Tremols Payero de la comisión de un fraude fiscal por más de RD$4,127 millones de pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *