Denuncian estafa por más de RD$ 4 millones cometida por chofer y asistente del presidente Danilo Medina

El coronel Ángel Valentín Liriano y el señor  Edgar Hernández han sido acusado por el señor Fernando Isidro Alonzo de cometer una estafa en su perjuicio valiéndose de su condición de chofer  del presidente Medina, el primero, y asistente el segundo, situación que habrían aprovechado para generar un clima de confianza y seguridad para obtener una suma de dinero ascendente a más de RD$ 4 millones.

Manifestó el querellante que la operación de entrega del dinero se efectuó en el mismo Palacio Nacional, siendo recibida la suma por los apoderados del  coronel Valentín Liriano, a saber la hija del oficial, llamada Patricia Claribel Valentín, la pareja de ésta, y también un señor que laboraba en el palacio de gobierno, llamado Edgar Hernández, quien es asistente y compadre del presidente Danilo.

El denunciante dijo que obviando el protocolo de recepción y entrada al Palacio, fue introducido directamente al interior de la sede presidencial, donde se hizo la entrega del cheque certificado por la suma señalada.

Isidro Alonzo aseguró que el dinero fue otorgado en calidad de préstamo atendiendo a una insistente  solicitud del coronel Ángel Valentín Liriano, quien alegó que el dinero se emplearía para terminar la construcción de una vivienda a la madre del imputado en Villa Altagracia, deuda que se comprometió a honrar, garantizando que no podía quedar mal porque nunca haría nada que pudiera afectar la imagen del señor presidente de la República.

“Pero transcurrido el tiempo, el chofer del presidente Medina, conjuntamente con Edgar Hernández,  se ha valido de tácticas dilatorias que en la práctica traduce la voluntad y el propósito de no pagar, por lo cual me he visto en la obligación de encaminar acciones legales para no permitir que me roben el fruto de mi esfuerzo y trabajo que tanto sacrificios me ha costado”, dijo el perjudicado por la acción del chofer  y el asistente presidencial.

La querella por estafa fue depositada en la Fiscalía del Distrito Nacional y el señor Fernando Isidro Alonzo se queja de que el expediente se encuentra en un estado de limbo jurídico a causa de negligencia del Ministerio Público, donde ha sido archivado y degradado de penal a civil, en favor del alto oficial y el asistente del presidente, señor Edgar Hernández.

Los abogados que llevan el caso, los doctores Henry Tejera Díaz, Rogelio A. Tejera Díaz y Ángel Moreta arguyen que la inercia en que se encuentra es contradictoria con el hecho, de que pese a que lo normal es que se proceda a accionar después de 72 horas, se haya cursado con tanta tardanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *