Ataques aéreos de Israel contra Siria arriesgaron la vida de pasajeros que aterrizaban en Beirut y Damasco

En su bombardeo, la Fuerza Aérea israelí lanzó 16 bombas dirigidas contra Siria, la mayoría de los cuales fueron interceptadas.

El ataque contra territorio sirio realizado desde el espacio aéreo libanés por seis cazas F-16 de la Fuerza Aérea israelí en la noche de este 25 de diciembre representó una amenaza directa para dos aviones de pasajeros que aterrizaban en esos momentos en los aeropuertos de Beirut y Damasco, han declarado desde el Ministerio de Defensa ruso.

“Acciones provocativas de la Fuerza Aérea israelí, cuando seis de sus F-16 llevaron a cabo ataques aéreos en Siria desde el espacio aéreo libanés, pusieron en peligro a dos aviones de pasajeros”, ha afirmado este viernes el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashénkov.

Para “evitar una tragedia”, las fuerzas del Gobierno sirio ordenaron restringir el uso de la defensa aérea y de sus equipos de guerra electrónica, lo que permitió a los controladores de tránsito aéreo de Damasco guiar a uno de los aviones fuera de la zona de peligro y desviarlo al aeródromo de Jmeimim.

En su ataque, la Fuerza Aérea israelí lanzó 16 bombas dirigidas, la mayoría de los cuales fueron interceptadas, ha precisado Konashénkov.

“Durante el ataque, la aviación israelí lanzó 16 bombas dirigidas GBU-39, 14 de las cuales fueron destruidas por los sistemas de defensa aérea de Siria”, dijo el portavoz ministerial.

RT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *