El Pachá hizo justicia al bautizar como Angelpadrino al productor Ángel Puello

Por Claudio Acevedo

La verdad es que frecuentemente estoy en desacuerdo con muchas acciones y posiciones que Frederick Martínez, El Pachá, asume en su popular programa de Color Visión. Pero el sábado pasado, al igual que en otros programas donde vi a un Pachá solidario, mi reacción fue de agrado y admiración  hacia él.

La acción del controversial animador de reconocer la labor que durante 35 años ha realizado Ángel Puello como productor de televisión  y como un filántropo que a través de su fundación ha salvado muchas vidas y ha hecho realidad el sueño de tanta gente en toda la República Dominicana, es digna de encomio.

Digo todo  esto porque tiempo atrás me tocó trabajar al lado de este hombre que no me dio nunca un trato de empleado sino como familia y fui testigo de acciones solidarias que nunca han salido a la luz pública.

La Estrella por Siempre que le entregó El Pachá tiene un valor especial por lo siguiente: estamos ante un maestro de maestros de la producción televisiva, una persona que ha propiciado el surgimiento de una gran parte de los nuevos productores y presentadores de televisión que en la actualidad se mantienen, llenando los canales nacionales.

Estamos hablando de un productor que imprimió una forma dinámica e innovadora de hacer televisión con entregas espectaculares que fue lo que muy bien hizo Ángel Puello cuando estuvo en las producciones de El Gordo de la Semana,  Sábado de Corporán,  El Club de Isha, entre otros programas.

El sobrenombre que le puso El Pachá de Angelpadrino es un hecho de justicia a un ser humano que  más del 80 por ciento de las acciones solidarias que realiza se quedan  en el anonimato, porque no es de su interés que la mano izquierda sepa lo que hace la derecha, como dice el evangelio de San Mateo en el capítulo 6, versículo 3.

Vi a Ángel Puello   años atrás haciendo el papel de Angelpadrino un día en su programa Todo es Posible cuando llevó a unas monjas de un asilo que fueron anunciar una kermés para  poder comprar computadoras para hacer más eficiente el trabajo en el asilo que dirigían y vi a Ángel Puello mandar a buscar las computadoras necesarias en su oficina para que las religiosas no se fueran del canal de televisión sin los ordenadores que necesitaban.

Vi a Ángel Puello haciendo la función de Angelpadrino cuando dirigía la programación de Supercanal 33 y Súper Caribe. En dicha televisora gestionó y logró el apoyo de los dueños de ese canal para que la fundación internacional de la Mano con Minerva trajera al país ayudas millonarias en materiales de salud, calculadas en muchos millones de dólares. También lo vi junto al doctor Cruz Jiminián repartiendo esas donaciones en muchos hospitales de la República Dominicana y no lo vi descansar hasta que no se repartió el último medicamento.

Son tantas las veces que vi a Ángel Puello haciendo el papel de  Angelpadrino que no terminaríamos de contar por ahora, pero unos de los grandes atributos de Ángel es que es un ser humano que al momento de darle la mano a un amigo  o a una persona que está en dificultades no mide mucho si su acción lo dejará sin un centavo en el bolsillo o no, y según me han contado, esa forma de ser  la tiene también el doctor Cruz Jiminián y el propio Pachá.

Esta semana estaré frente al televisor  con  Pégate  y Gana con El Pachá, ya que oí decir al popular presentador que hará por primera vez en la historia una segunda entrega de su  reconocimiento semanal a una Estrella por Siempre y de seguro que ahí veremos por qué razón Ángel Puello merece llamarse Ángelpadrino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *