Su madre lo dice: Profesor asesinado era un ‘héroe’ para el barrio

Santo Domingo.- “ El era un héroe para nosotros”, estas fueron las palabras de Zoila Alemania Beltré mientras acariciaba las medallas de su hijo, José Miguel de la Rosa Beltré, quien fuera asesinado la noche del jueves en un intento de asalto.

Familiares definen a José Miguel, conocido en el barrio como Peiton, como alguien que nunca tuvo conflictos y que era querido por todos.

“A él lo quería todo el mundo, le enseñaba baloncesto a los muchachos, armaba torneos y enseñaba educación física. Él era como un padre para esos muchachos”, expresaba Bienvenida Beltré, tía de la víctima.

Peyton daba clases en el Colegio Don Bosco en Los Almirantes y estaba consiguiendo patrocinios para armar un torneo de baloncesto, supuesto a comenzar a principios de octubre, el cual según palabras de su madre, era el mejor que iba armar.

“Él me decía ‘mami este es el que mejor me va a quedar. Ya tengo patrocinios de todas partes, eso va a quedar súper bien’ y mira cómo me lo matan así”, decía Zoila al momento que tenía que ser consolada por los presentes debido a las constantes lagrimas que derramaba.

Los adolescentes de la comunidad lo ven como un padre dentro del ámbito del deporte, ya que se pasaba tardes y noches practicando baloncesto con ellos.

“Era ese tipo de persona que no se metía con nadie, nos mantenía fuera de la calle. Era un ejemplo a seguir”, expresó Derys Theodore Brito de 19 años.

La opinión de Derys es la misma que comparten todos los jóvenes que alguna vez compartieron en algún juego de básquet o actividad del barrio. “No había una kermés, juego de vitilla, cualquier cosa que se armara y que él no participara. No puedo creer que ya no estés”, dijo David Emmanuel Mercedes con notable tristeza en el rostro.

El hecho ocurrió alrededor de las 9:00 de la noche, mientras Peiton se encontraba frente a una peluquería junto al dueño del local cuando los atracadores en un motor intentaron quitarle el celular y le propinaron un disparo en el cuello.

De la Rosa Beltré deja en la orfandad una niña de 7 años y según distintas personas él se mantenia en esas labores deportivas desde que tenía 15.

Familiares y moradores solo esperan que se haga justicia en nombre de alguien que fue un modelo a seguir en la comunidad.

Alta criminalidad

Los moradores denuncian que esta no es la primera vez que estos atracos ocurren, debido principalmente a la oscuridad de las noches por la continua falta de energía eléctrica en la zona.

“Aquí la luz de noche es un arbolito. La única luz que se nota es la del colmado y no da basto para iluminar la calle”, explicó David Mercedes.

Los vecinos también se quejan ya que entienden que el patrullaje por esa zona es inexistente pero esperan que luego de esta trágica muerte, se aumente el patrullaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *