¿Qué amenaza corren los mercados mundiales, ante la guerra de divisas?

El mundo parece estar al umbral de una guerra de divisas. A eso, según Bloomberg, se refiere la publicación que el presidente Donald Trump hizo en su cuenta en Twitter al acusar a China y a la UE de manipular sus divisas y tasas de interés.

“China, la UE y otros [países] han estado manipulando sus divisas y tasas de interés para empujarlas a la baja mientras que EEUU está subiendo tasas de interés y el dólar se hace más fuerte, reduciendo de esta manera nuestra gran ventaja competitiva. Como siempre no es una igualdad de condiciones”, enfatizó Trump.

Estos comentarios vinieron después de que el yuan se desplomara hasta sus niveles más bajos que han sido registrados durante este año y tras la depreciación del euro.

Como regla, las empresas orientadas a exportar sus bienes al extranjero sufren efectos negativos del aumento del tipo de cambio de la divisa nacional dado que su encarecimiento sube los precios de bienes exportados y reduce el volumen de ventas. Todo esto a la vez se traduce en la reducción de la producción.Según Bloomberg, a medida que las economías más grandes del mundo se están balanceando al borde de una guerra comercial, las consecuencias de su desenlace pueden ir más allá y afectar no solo las divisas de China y EEUU, sino al mercado de valores, al de petróleo y a los mercados emergentes.

El economista principal del Instituto de Finanzas Internacionales, Robin Brooks, considera que la devaluación del yuan que se produjo en 2015 ofrece un buen modelo de cómo podría ser la futura expansión del malestar en los mercados.

Según Brooks, los activos de riesgo y los precios de petróleo podrían desplomarse asestando un golpe duro contra el tipo de cambio de divisas que están vinculadas a materias primas, como el rublo ruso, el peso colombiano o el ringgit malasio. Posteriormente, esta ola de desplomes azotaría al resto de Asia. No obstante, Brooks opina que los mercados emergentes de Asia podrían sufrir mayores pérdidas en los próximos seis meses.

Con todo eso es probable que el dólar estadounidense siga depreciándose dado que los inversores están cerrando las posiciones largas del dólar estadounidense.

El término posición larga en mercados financieros se entiende como la compra de un activo financiero con la previsión de que este pueda subir de valor en el futuro.

Sputnik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *