“No se acerquen a la ‘línea roja'”, advierte Erdogan a la OTAN y EEUU

Las recientes declaraciones de Recep Tayyip Erdogan en cuanto a las aplicaciones de los sistemas de defensas antiaéreas rusas S-400 son algo más que una mera explicación de sus intenciones, afirmó el politólogo ruso de la Universidad Económica Plejánov, Andréi Koshkin.

Así, al declarar su disposición a usar los sistemas de misiles, el mandatario otomano sigue llevando a cabo una política externa independiente, afirma el especialista. De esta manera, Erdogan pone de manifiesto que tiene una posición independiente de la OTAN y EEUU.

“Es por esta razón que Erdogan está dispuesto a usar sus sistemas S-400 no solo como un argumento, pero también como una fuerza militar”, explicó.

Turquía “rechaza firmemente” la demanda de EEUU de no comprar los S-400 a Rusia
Por lo cual, el líder turco “no está cruzando la línea roja en sus relaciones con sus aliados, pero les advierte que tampoco deberían acercarse a ella en sus relaciones con Turquía”, destacó Koshkin.
Previamente, Erdogan afirmó que Turquía compró los sistemas de misiles rusos S-400 para usarlos en caso de que surja la necesidad y que no piensa guardarlos en un almacén.

Sus declaraciones fueron una respuesta a las sugerencias de EEUU de “no usar los S-400 incluso si los compran”. Además, el mandatario añadió que Ankara ya había solicitado que EEUU les vendiera sus sistemas de defensas antiaéreas, lo cual no ocurrió.

La compra de los sistemas S-400 de Rusia fue uno de los escollos entre Turquía y EEUU, que incluso recurrió al chantaje para prevenir esta transacción. De hecho, el país norteamericano puso en duda la entrega de sus cazas de quinta generación F-35 como una represalia contra Turquía.

Sputnik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *