Qué se sabe de la pesquisa del fiscal especial Mueller en EEUU

En Estados Unidos, un equipo liderado por el fiscal especial Robert Mueller investiga los vínculos entre la campaña electoral de Donald Trump y funcionarios rusos. Esto es lo que se sabe hasta ahora según testigos, abogados, registros judiciales y filtraciones.

– Tres temas cruciales –

A pesar del hermetismo de Mueller sobre su trabajo, está claro que su trabajo se centra en tres temas principales.

Primero, si se prometió o intercambió algo por la injerencia de Moscú en las elecciones, quién estuvo involucrado y qué sabía el propio Trump sobre esos contactos.

Segundo, si la familia Trump ha tenido lazos comerciales impropios con Rusia y otros países en conexión con su trabajo en la Casa Blanca.

Y tercero, si Trump intentó obstruir la investigación cuando, entre otras acciones, despidió al director del FBI, James Comey; pidió no meterse con su exasesor de seguridad nacional Michael Flynn, y atacó al propio Mueller.

– Un centenar de entrevistados –

El equipo de Mueller probablemente entrevistó a más de 100 personas vinculadas a Trump, del gobierno y del sector privado, incluidos ciudadanos extranjeros. Entre ellos, hay 20 funcionarios de la Casa Blanca, como abogados y altos asesores presidenciales, y 28 personas que trabajaron en la campaña electoral.

También fueron interrogados al menos a seis altos funcionarios actuales y anteriores del Departamento de Justicia, incluido el fiscal general Jeff Sessions y el exdirector del FBI James Comey, el exdirector de la CIA, Mike Pompeo, así como empresarios, amigos y familiares de Trump.

– 22 acusaciones –

Hasta ahora, 22 acusaciones fueron presentadas, de las cuales 16 fueron a personas y entidades rusas asociadas con la intromisión en línea en las elecciones de 2016.

De las otras seis, a algunos se les ofrecieron cargos leves a cambio de cooperar con la investigación, sugiriendo que presentarían pruebas contra alguien de alto rango.

El exjefe de la campaña de Trump, Paul Manafort, fue acusado de múltiples cargos de lavado de dinero, evasión de impuestos, fraude bancario y otros, principalmente relacionados con el trabajo que hizo para Ucrania y personalidades rusas antes de sumarse al equipo electoral de Trump.

El socio de Manafort y segundo de la campaña, Rick Gates, también fue acusado, pero luego llegó a un acuerdo de culpabilidad por cargos más limitados, con la promesa de ayudar a Mueller.

Flynn admitió culpabilidad por un cargo de mentirle a los investigadores el 1 de diciembre y también prometió cooperar.

Y el asesor de política exterior de la campaña, George Papadopoulos, que había intentado establecer reuniones entre Trump y los rusos, llegó a un acuerdo de declaración de culpabilidad similar por un cargo de perjurio.

Mientras tanto, en parte por recomendación del equipo de Mueller, el FBI inició otra investigación sobre el abogado personal de Trump, Michael Cohen, y realizó una redada en la residencia y oficina de Cohen en Nueva York en busca de documentos sobre sus negocios.

AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *