Español señalado como asesino de pareja fingió lloroso su búsqueda

Santiago.- Un inmigrante español de 50 años señalado por la Policía Nacional como el principal sospechoso de la muerte de su pareja sentimental de 19 años en Cabarete, Sosúa, antes de encontrar el cadáver de la joven, lloroso acudió al cuartel de la localidad para denunciar su desaparición y a su vez “colaboró” con los agentes policiales y sus familiares en su localización.

La víctima fue indentificada como Alida Margó Lagares Nelson, de 19 años, mientras que con relación al caso la Policía persigue al español David Toribio Vives, de 50.

Investigadores policiales contaron que el ciudadano español hizo un drama, que lloró “desconsoladamente” y que pedía que ayudaran a su localización.

Incluso, fuentes policiales en Sosúa y Cabarete sostienen que el extranjero se sumó a la búsqueda de la joven.

El cadáver de la muchacha fue encontrado cuatro días después de su desaparición en una cisterna de una residencia del habitacional Perla Marina, de Cabarete, de Puerto Plata.

El médico que examinó el cadáver certificó que presenta signos de violencia en el cuello y la cara.

El español, de acuerdo a las autoridades policiales, luego del drama que hizo, desapareció.

La madre de la víctima dijo que el martes a las 2:00 de la madrugada, acompañó a su hija hasta la puerta del residencial Perla Marina de Cabarete, se la entregó a un guardián privado hasta llevarla a la residencia del español y que de ahí en adelante no supo más de ella. La mujer dejó en la orfandad un niño de seis meses que había procreado con el ibérico.

Policía lo busca

La Policía Nacional comunicó que ha rastreado varias zonas de la provincia de Puerto Plata, incluso hasta Santiago de los Caballeros, en busca del español.

También refirió que ha interrogado a varias personas de los alrededores, quienes coinciden al manifestar que la vieron entrar, pero no salir del residencial.

Muchas personas de la zona han expresado indignación por la muerte violenta de la dominicana y del se acusa a David Toribio Vives.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *