Defiende Iglesia y condena actos pecaminosos de sacerdotes

Santo Domingo.-El arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, denunció ayer que muchos quieren quitar el poder moral y espiritual de la Iglesia católica utilizando como pretexto los escándalos en que se han visto involucrados miembros de esta institución aquí.

Ozoria dijo que condena y lamenta estos hechos que definió como debilidades, infidelidades y pecados.

El viernes 4 de este mes el sacerdote Elvin Taveras Durán mató a martillazos al monaguillo de 16 años Fernelis Carrión Saviñón, con quien mantenía una relación homesexual, pero Ozoria no citó el caso al referirse a los escándalos que han salpicado a la Iglesia.

“Muchos, pocas veces llegan a concebir el poder de la Iglesia como un poder espiritual o moral, mas todavía muchos quisieran quitar a la Iglesia ese poder espiritual o moral, basados en los escándalos producidos por algunos miembros de la Iglesia”, sostuvo el religioso.

Reconoció que “es verdad que ha habido casos de debilidades, infidelidades y de pecado, todos siempre de lamentar y hasta de condenar”. Explicó que la Iglesia por estar integrada por seres humanos, falla y en ese momento se separa del proyecto de salvación de Jesucristo.

Monseñor Ozoria habló al ordenar a tres sacerdotes como obispos auxiliares de la Arquidiócesis de Santo Domingo, en un acto solemne en el Centro de Convenciones Sansoucí, al que asistió el presidente Danilo Medina y la primera dama, Cándida Montilla, así como funcionarios del Gobierno y distintas personalidades.

“No podemos olvidar que en la Iglesia hay dos realidades, la humana y la divina. Por la realidad humana la Iglesia falla y se separa del proyecto de Jesús y por la divina la Iglesia se mantiene en pie y cumple su misión de construir el reino”, señaló.

El arzobispo Ozoria sostuvo que el poder que muchas personas le atribuyen a la Iglesia católica se fundamenta en su capacidad de servir a los demás tal y como lo ha dicho el papa Francisco.

Lamentó que con mucha frecuencia se relaciona al obispo y a la Iglesia con el poder “y tal vez tengan razón, lo malo de esta concesión está en que normalmente se concibe dicho poder en los aspectos social, político, económico y cultural, pocas veces llegan a concebir el poder de la Iglesia como espiritual y moral”.

A la actividad no asistió el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, por razones de salud, según dijo Ozoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *