Una posible guerra más peligrosa que la coreana podría estallar en cualquier momento

Mientras las miradas del mundo están puestas en la tirantez entre Estados Unidos y Corea del Norte, hay un conflicto que de verdad puede desencadenar una guerra nuclear sin cuartel y cambiar el rostro del planeta de una vez por todas, indica la reciente nota de Vesti Finance.

El contencioso fronterizo entre la India y China dura desde hace muchas décadas, pero en los últimos meses este se ha agravado aún más.

Antes el conflicto se limitaba a peleas entre los militares de los dos países, pero a principios de agosto un representante oficial del Ministerio de Defensa de China avisó de que las tropas indias debían retirarse de la meseta de Doklam, a no ser que quisieran una guerra.

Las tensiones actuales han empezado hace más de un mes después de que las tropas chinas empezaran a construir un camino en la meseta cuya pertenencia es el objeto del litigio entre China y Bután. A pesar de que la meseta de Doklam no forma parte del territorio indio, Nueva Delhi se muestra muy preocupada por las actividades chinas en esta zona a causa de su importancia estratégica.

Varios políticos indios opinan que la construcción de caminos en Doklam puede ser el punto de partida para un ataque chino contra el Corredor de Siliguri, una pequeña extensión de tierra que vincula los estados de la parte noreste de la India y el resto del país.

Las tropas indias trataron de impedir las obras de construcción, como resultado, China acusó a su vecino de violar su soberanía.

La tirantez actual puede acabar con un enfrentamiento armado entre las dos partes, subraya la nota. Y es posible que tal guerra culmine con un apocalipsis nuclear. En particular, los misiles atómicos indios pueden alcanzar el territorio chino de manera fácil.

Mientras unos analistas señalan que es mucho más probable que haya un conflicto parecido al que tuvo lugar entre los dos países en el año 1962, otros dicen que este puede resultar en una guerra a gran escala en un santiamén.

El mundo entero habla sobre la imprevisibilidad del líder norcoreano, Kim Jong-un, y su disposición a atacar el territorio de Estados Unidos, y casi nadie hace caso a un conflicto que es mucho más probable, indica el artículo.

Además, es el primer ministro de la India, Narendra Modi, el que es imprevisible, indica el artículo. La India en la actualidad cuenta con un montón de problemas internos, por lo cual, puede que el jefe de Gobierno use el posible conflicto para distraer la atención.

Parece que la jefatura en Nueva Delhi ignora el hecho de que tal guerra pueda causar un daño enorme a la India y está obsesionada con victorias propagandísticas y no con el progreso económico y diplomático, destaca Vesti Finance.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *