Londres debe cerrar primero su divorcio con la UE antes de hablar de comercio, avisa Tusk

AFP

Reino Unido deberá cerrar primero su divorcio con la Unión Europea (UE) antes de iniciar las negociaciones sobre un futuro acuerdo comercial con Bruselas, advirtió este viernes el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

“Antes de hablar de nuestro futuro tenemos que solucionar los asuntos del pasado”, afirmó Tusk en una carta dirigida a los jefes de Estado y de Gobierno de los otros 27 países del bloque antes de la cumbre del sábado dedicada al Brexit.

Reino Unido preferiría negociar simultáneamente el divorcio y la futura relación comercial con la UE.

“Querría que estuviéramos unidos en torno a este principio clave en la próxima cumbre: será necesario resolver primero los asuntos relativos a las personas, las finanzas e Irlanda”, antes de negociar un acuerdo comercial, insistió Tusk.

Estos son los tres grandes temas que las dos partes tienen sobre la mesa, empezando por el futuro de los cerca de tres millones de ciudadanos de la UE que viven en Reino Unido y el del millón de británicos residentes en la UE.

En segundo lugar, las finanzas, es decir, la factura que deberán pagar los británicos para salir de la UE, estimada en unos 60.000 millones de euros por los europeos.

Por último, la cuestión de la frontera entre la República de Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte.

“No es solo una cuestión de táctica pero dado el tiempo limitado de que disponemos para cerrar las negociaciones, es el único planteamiento posible”, escribió Tusk en su carta.

Estas declaraciones se hacen públicas al día siguiente del intercambio de advertencias entre la canciller alemana, Angela Merkel, y la primera ministra británica, Theresa May, sobre las próximas negociaciones sobre la salida de Reino Unido de la UE, prevista para marzo de 2019.

“Un país tercero no gozará de los mismos derechos, o de derechos más ventajosos, que un país miembro” de la Unión Europea (UE), afirmó Merkel ante el Parlamento alemán.

A última hora de la tarde, May reaccionó acusando a los otros 27 países europeos de “unirse en contra” de su país.

Los británicos decidieron abandonar la Unión Europea en un referéndum celebrado en junio de 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *