Rusia realizó maniobra militar sorpresa ante ensayo de ataque de la OTAN en su frontera

Rusia se ha visto obligada a realizar una inspección sorpresa del estado de preparación de sus fuerzas aéreas, escribe el periodista Aleksandr Jrolenko para Sputnik.

El chequeo resultó ineludible para enfrentar los desafíos en el área de seguridad. Jrolenko describe esta medida como una “respuesta necesaria y suficiente” a la Alianza del Atlántico Norte.

“Puede parecer que el estado de preparación permanente para el combate es suficiente, y que 2.500 ejercicios militares planificados por el Ministerio de Defensa ruso programados para 2017 son demasiados”, dijo el analista. “Sin embargo, las tropas estadounidenses están siendo desplegadas en los países bálticos en este momento, en una zona situada a unos 200 kilómetros de San Petersburgo. Los aviones de combate de la OTAN están entrenando vuelos a una altura de 150 metros en Estonia”.

Según Jrolenko, esto último señala que la OTAN está preparándose para penetrar las defensas aéreas de alta tecnología.

Funcionarios y expertos rusos han sido cautelosos con la dura retórica de la OTAN con respecto a Moscú, así como la creciente presencia militar del bloque en Europa del Este y la región del Báltico desde mediados de 2014. El Kremlin ha expresado repetidamente su preocupación de que las acciones de la alianza representen una amenaza no sólo para Rusia, sino también para la seguridad y la estabilidad regionales.

“El jaleo en los países bálticos, los ejercicios en el Mar Negro y la acumulación de las fuerzas de la OTAN significan que las fuerzas armadas de unas tierras situadas lejos de Rusia están tratando de crear un medio anillo en la frontera occidental de Rusia”, detalló el analista.

“Esta es unas de las razones por la cual un control rápido de las Fuerzas Aeroespaciales rusas parece una respuesta necesaria y suficiente a los desafíos planteados por la OTAN”, concluyó.

Mientras tanto, las autoridades rusas afirman que el país eslavo no representa ninguna amenaza para la Alianza Atlántica y solo responde ante la ampliación del bloque militar. Sin embargo, Moscú será capaz de garantizar su seguridad nacional en cualquier situación de amenaza, según apuntó el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *